Actualización:

Si Ramavayán no hubiera decidido atacar a Ilsravé, Dios hubiera tenido que preparar a otro ser, y eso hubiera tomado mucho tiempo. Por otra parte, la preparación de Ramavayán fue muy rápida (sólo 2 años), algunos creyeron que no iba a tener éxito. Todos en los “Cielos” pensaron que esta guerra iba a durar mucho más tiempo. “Se esperaban 45 batallas entre Ramavayán y el Anticristo” –nos dijo Saint Germain. Lo que sabemos a la fecha, es que únicamente 2 batallas ocurrieron a nivel etérico.

Incluso la guerra contra los “Zodiacs” para salvar al Planeta Tierra (y en la cual Ilsravé buscaría la venganza), esperada que ocurriera en el 2056, fue cancelada.
Ashtar Sheran definió el estilo de combate de su amigo Ramavayán: “Él es el más fiero de todos; una vez que se mete en el combate, su valentía es cercana a la locura”.  
El ataque de Ramavayán fue explosivo. “No tenía nada que perder” –dijo él.

La explosión de Ilsravé fue enorme, porque la energía implicada era inmensa; ésa es la razón por la cual los efectos de dicha explosión durarán hasta el 2011. La explosión de Ilsravé creó una enorme ola de energía que está ocasionando grandes rebotes, que fueron sentidos en primer lugar por la familia de Ramavayán y también por sus amigos; después se expandirá al resto de la Humanidad.

Cuando todavía no conocíamos cuál era la misión específica de Ramavayan (teníamos ideas vagas, a veces pensábamos que lo estábamos entrenando para ser General en una guerra de naves espaciales), preguntamos lo siguiente a los Maestros… “¿Qué ocurriría si Ramavayán no logra cumplir con su misión?” y la respuesta fue: “vendrá la destrucción total del planeta Tierra”. Estábamos sorprendidos por la respuesta, y aún así no lográbamos comprender por qué la misión de Ramavayán era tan importante.
No hicimos más preguntas aquella vez.

Al día siguiente de la meditación del 31 de enero del 2009, Ramavayán me llamó: “Tengo que platicarte de una batalla que tuve el día de ayer contra un individuo que trataba de atacarme; lo hice pedazos. Yo veía su rostro, era un señor barbado; al principio como que él no creía que yo pudiera ganarle, pero después comencé a ver su cara de desesperación, no podía liberarse de la esfera de Saint Germain con la que lo estaba encapsulando”. Nos reunimos y comenzamos a hacerle preguntas al Maestro a través de su conexión. “¿Cómo se llamaba ese ser?”… Ustedes utilicen el nombre de “Ilsravé” –nos dijeron. “¿Quién había sido?”… “Un arcángel que desobedeció a Dios”… “Ah… ok… ¿y dónde se encontraba?” “En Armagedón”… “¿Con esta pelea concluyó la misión de Ramavayán?”… “sí, así es”… No hicimos más preguntas, pero después nos pusimos a investigar en nuestras casas un poco más de acerca de esto que nos hacía un tremendo ruido en nuestras mentes… “Armagedón, me suena conocido, ¿qué es Armagedón?”…

En otra ocasión, después de la batalla, le preguntamos a Jesús el Cristo cuándo se hubiera desatado la III Guerra Mundial si la guerra contra las fuerzas del mal hubiera fracasado, y Él nos respondió: “En el 2010”.

El lugar en donde se escondía Ilsravé (Armagedón) es un espacio “localizado en algún punto entre las dimensiones 17, 19 y 25”.
Por estas valerosas acciones fueron liberadas 28,567 galaxias, entre las cuales está la nuestra (de entre 100,000,000,000 de galaxias que cuenta nuestro universo).

Este sector liberado será el nuevo reino de Ramavayán, el cual recibirá el nombre de: Janalaida, en honor al reino perdido de los Huastecos que llevaba ese nombre, y que yace oculto en alguna parte de México.

*Armageddon
De Wikipedia, la enciclopedia gratuita (visite www.wikipedia.com).
En la literatura apocalíptica cristiana (Apocalipsis), Armagedón o Har-Mageddon es el lugar de la batalla en donde actuarán los ejércitos del Dragón (Satán) y la Bestia, contra Cristo y sus ejércitos del cielo, y donde Jesús saldrá vencedor, siempre de acuerdo al relato bíblico.
La palabra armagedón deriva del monte Megido (Har Megiddo en hebreo), el sitio donde ocurrió la célebre batalla de Megido (en el siglo XV a. C.) y otras dos más en los años 609 a. C. y 1918.
La batalla del Armagedón se llevará a cabo justo antes del milenio (reinado mesiánico en la tierra de mil años). La bestia se reunirá en Megido para luchar contra Dios, pero será derrotada por Jesucristo y sus ángeles, arrojando por último al anticristo junto con el falso profeta, al lago de fuego, mientras Satanás será atado en lo profundo del abismo por el tiempo que dure el reinado de Jesús y sus santos en la Tierra.
Al final del milenio, el diablo será liberado por un breve periodo, para que éste, en un último intento, salga a engañar a todas las naciones de la tierra representadas por Gog y Magog y que están bajo el gobierno milenial de Cristo para incitarlas a la guerra, peleando una vez más contra Dios. El diablo será derrotado y lanzado al Lago de fuego y azufre en donde ya se encontrarán la bestia y el falso profeta (recuérdese que ellos fueron lanzados al comenzar el milenio (Ap. 19:20).