“No Pueden Comprar la Salud”

Ninguno de nosotros tenemos comprada la vida. Al respecto de este mismo tema los Maestros Ascendidos después nos dijeron: “Y Ustedes tampoco pueden comprar la felicidad”.

22 de Agosto del 2012. Nada vale más que la vida. Sintiéndose muy bien de salud, pero después de advertir que familiares cercanos suyos se encuentran en un estado de salud delicado, este día Ramavayán agradeció a Dios y a los Maestros Ascendidos por el buen estado de energía que tiene, y reflexionó acerca de este tema tan importante. “La verdad, a pesar de mis 54 años, no estoy enfermo, no tengo ningún dolor, mi cuerpo cada vez está más fuerte, y tengo salud, eso vale oro, es vital” –comentó sintiéndose agradecido. “Veo que muchas personas a mi alrededor, a pesar de tener una situación económica holgada, están padeciendo enfermedades, y eso me ha puesto a reflexionar sobre qué es importante y qué no”.

Después sucedió que se encontró a un amigo, Alejandro (el dueño de un restaurante, quien desde hace algún tiempo ha estado reflexionando sobre su manera de ser, una persona que afortunadamente ha hecho cambios favorables en su vida –cosa rara en este mundo-). “Pues fui a visitarlo a su negocio, y me dijeron que había sufrido un ataque al corazón. Después, cuando regresé a buscarlo a la siguiente semana, lo vi cansado, y me comentó con mucho sentimiento: ´Francisco, a pesar de todo el dinero que tengo, de todo lo que he ahorrado, daría hasta el último peso por tener una mejor salud, por poder estar bien´”.

A lo que nuestro líder comentó: “Eso que dijo me movió mucho... Amigos, pueden comprar cualquier cosa en este mundo, lo que quieran. Hay personas quienes compran islas, o incluso quienes deciden el destino de países enteros con sus decisiones; todos ellos aparentan ser invencibles y muy poderosos; pero ante Dios no son nada; ante nuestro Padre nos hincamos y lo reverenciamos, porque Él es Todo. Ustedes podrán adquirir un automóvil hecho de oro, o podrán hacerse de cualquier objeto posible sobre la faz de la Tierra, pero no pueden comprar un día más de vida, no pueden asegurar su salud ni su permanencia en este mundo. La salud es muy importante, es la vida misma, y los Maestros ya nos han dicho que lo único real, lo único que tiene validez en esta dimensión es la vida misma. Ojalá que Ustedes comprendan esto, que a pesar de que vivimos en un mundo rodeado de ilusiones y de tentaciones que nos otorgan una felicidad aparente y efímera, siempre nos estamos olvidando de lo más importante, que es darle gracias a Dios por poder estar aquí”. Así que nuestro líder se quedó muy impactado, pero agradecido con Dios, porque está teniendo cada vez más juventud y mayor fuerza, y se sintió satisfecho por la sanación que hemos estado practicando con la energía alfa de Jesús el Cristo en los últimos cinco años.

Van a seguir las muertes de famosos. Hemos advertido que varias personalidades están sufriendo, padeciendo enfermedades, adquiriendo tumores, incluso una famosa cantante de la música pop sigue luchando contra una dura enfermedad.

Es un hecho que la energía sigue modificándose y está transformando a nuestro mundo. Se puede verificar en Internet que se han incrementado considerablemente los decesos de personalidades en todo el mundo (fenómeno asociado con la energía que permitía que ascendieran a la fama muchas personas ligadas con grupos favorables al Anticristo). Al comparar un mes como cualquier otro (por ejemplo, enero del 2207, -que fue dos años antes del Armagedón) contra el 2012, se puede verificar que la tasa de mortandad de famosos se incrementó hasta en un 1000% (aquí están las cifras de lo que va en este mes y en el 2012). Nada más en este mes, que en este día aún no termina, ya se han registrado 240 defunciones. En el resto del mundo también se van a estar presentando incontables decesos. Este fenómeno depende únicamente de Dios, quien nos ha mencionado que “ni siquiera la hoja de un árbol se mueve sin su permiso”. Pero la tendencia que han comentado los Maestros Ascendidos es que en los próximos años “van a ocurrir muchas más defunciones”, tema del cual hablaremos en otro mensaje.