Problemas ecológicos en Australia / Limpieza energética de casa de Ogypter

México, 23 de febrero 2013. En esta fecha realizamos otro importante trabajo de limpieza energética para nuestro mundo, y nos dieron noticias que tendrán repercusión en lugares distantes.

Problemas con los animales. Recientemente hemos tenido varios problemas en México con la “gripe aviar” (enfermedad de las aves). Lamentablemente, muchos animales han tenido que ser sacrificados y, a pesar de que se pensaba que este problema ya se había controlado, un nuevo brote de esta enfermedad se presentó en el estado de Guanajuato (México). Ante esta situación, los Maestros dijeron: “Se rompieron los ciclos; debido a la acción de los seres humanos, se alteró el orden por medio del cual se lograba un equilibrio; y ahora como efecto de muchos malos manejos, van a ocurrir problemas con los animales en diversas partes del mundo”.

Ramavayán dio un ejemplo de acciones dañinas contra la fauna, esto ocurrió en la hermosa isla de Cozumel (al suroeste de nuestro país): “Después de filmar una película, a la casa productora de esta obra se le hizo muy fácil dejar libres en Cozumel a varias ´boas´ (serpientes) que habían utilizado para su trabajo; las abandonaron allí para no tener que regresarlas a su lugar de origen. Esta situación ocasionó que las boas comenzaran a reproducirse y, después de multiplicarse, se dedicaron a atacar a las especies animales de ese lugar” –explicó Ramavayán.

El problema de las boas en Cozumel

“No deberíamos ser tan irresponsables; este tipo de acciones tienen un efecto dañino para la Naturaleza, ya que interrumpen el equilibrio que de por sí costó muchos siglos lograr, y nosotros con nuestra manera de ser irresponsable, generamos perjuicios que modifican la ecología de toda una zona”. Entonces comenzó a ver hacia el futuro, y dijo: “Este tipo de acciones siempre van a tener un resultado, que inevitablemente afectará a quien lo produjo, en esta existencia o en otra. Estoy percibiendo que vienen grandes problemas con la fauna de varios países, principalmente en Australia, una región que ya ha presentado problemas ecológicos importantes. No alcanzo a percibir bien qué tipo de problema vendrá para ellos; siento que es con el ganado, pero a lo mejor ocurre con otra especie animal; lo que sí es seguro es que muchos animales van a morir”.

Limpieza en casa de Ogypter. En esta fecha también realizamos una limpieza energética a la casa de Ogypter, lugar en el que ha vivido Ramavayán, y que ha sidio un sitio muy importante, ya que desde allí nuestro líder subió al Armagedón. “Es un lugar al que muchos de mis amigos ni siquiera quieren entrar; tiene una energía extremadamente fuerte, que tenemos que limpiar” –señaló Ramavayán. A lo que Sharover comentó: “Al igual que tú, yo conviví mucho tiempo en casas que tenían una energía similar a la de ese lugar; siento que esto fue para acostumbrarnos a este tipo de energías y no vernos afectados”. Pero la limpieza de la casa de Ogypter había que hacerla pronto: justo un día antes se presentó en la madrugada un ser oscuro, una sombra muy grande que pasó junto a la esposa de Ramavayán y se colocó encima de éste para dañarlo. Su pareja vio ese espectro y se espantó mucho, y nuestro líder justo en ese instante escuchó un golpe seco y duro, como de metal; entonces abrió los ojos y dicho ser maligno desapareció. Un gato los acompañaba en la habitación, y comenzó a vomitar. “¿No viste eso?” –dijo su señora, mientras nuestro maestro le decía al mismo tiempo: “¿No escuchaste eso?” Ambos se despertaron, pero ella no escuchó el ruido y él no vio al espectro.

Por lo acontecido, a la mañana siguiente nos dedicamos a limpiar la casa de Ogypter, utilizando 17 rosas rojas (tal y como lo recomendaron los Maestros Ascendidos). Ramavayán bendijo un recipiente grande con agua, y desde la habitación más distante fuimos arrojando agua bendita en todos los rincones de la casa, bodegas y azotea, colocando las flores en cierta posición a la entrada de cada uno de los espacios, como nos lo habían indicado. Al terminar de hacer la limpieza energética, observamos que en el cielo se veían varias nubes “rasgadas”, como si hubiesen ascendido cortinas de energía que cortaron las nubes en pedazos.

Al día siguiente los Maestros comentaron que “la casa de Ogypter tenía un generador de energía oscura; con la limpieza que hicieron en esta fecha fue como una explosión de fuerzas lo que se liberó; muchas personas del camino oscuro van a recibir estas energías y la van a tomar como suya, sintiendo que se alimentan de algo bueno” (Nota: Incluso hemos notado que antes de esta limpia muchas personas pasaban cerca de casa de Ogypter y se detenían enfrente de manera inesperada, como si decidieran llegar a “recargarse” con energía que emergía de este sitio). Continuaron explicando los Maestros: “Pero con el trabajo que Ustedes hicieron, esa energía cambió de cualidad, ahora tiene aspectos crísticos”. A lo que Ramavayán explicó: “Es una fuerza que trae energía alfa adentro; cuando las personas la usen, será como si se comieran unos camarones en mal estado; esta fuerza va a entrar dentro de sus organismos y los va a desmembrar. Percibo que esta energía va a dividir por dentro a muchas personas en el mundo; el problema que van a tener ya no es de dónde obtendrán energía oscura; sino que la propia energía que tienen en su cuerpo ya no la van a poder utilizar, no les va a servir de nada, su magnetismo va a quedar dividido, y se van a sentir como si hubieran sido ´rebanados´ por dentro”. También nos dijeron que “de tres a cinco días después de realizado este trabajo, muchos problemas van a comenzar a ocurrir con diferentes seres del camino oscuro”.

También le comentaron a nuestro líder que normalmente los generadores de energía negativa expulsaban cierto tipo de partículas pero que, con las modificaciones que se está haciendo a la energía, los electrones de dichas fuerzas ahora comienzan a chocar entre sí. “Esto va a significar un golpe muy duro para muchas personas” –finalizó.

(*Nota: Este evento fue el que precedió al arresto de la Maestra Elba Esther en México –ver Cae un demonio grande).