Se Abrieron Hoyos en la “Nata Cósmica”, Va a Haber Mayor Limpieza de Ego y Karma

México, 25 de Septiembre del 2010. El día de hoy Ramavayán pudo ver a nuestro planeta desde el espacio y a nivel etérico, y observó que se comenzaron a abrir ciertos espacios en lo que Saint Germain llama “la nata cósmica” que nos cubre. Estos huecos finalmente están dejando entrar la Luz de Amor a nuestro planeta. La “nata cósmica” son energías de obstrucción que había puesto la gente del camino negro sobre nuestra casa (ver: “Ramavayán rompe las llamas de tensión”). Pero ahora, con la apertura de estos hoyos, se acelerará el proceso de purificación al que estamos sometidos.

La entrada de energía más alta, aunque finalmente favorable, puede ser una experiencia fuerte; es como si de repente tuviéramos nuevas condiciones de vida en el planeta; es decir, la Luz que está entrando nos transforma radicalmente (porque finalmente estamos hechos de energía), y al adaptarnos a esta energía nuestro cuerpo se modifica. Desde el inicio de nuestra misión hace tres años, Ramavayán comenzó a jalar energía de Dios al planeta, a fin de ayudar a que nuestra situación cambiara. El grupo de Gudai-Shambhala también ha estado expuesto a diversos tipos de energías desde que nos dieron los “vórtices de Shambhala” del parque de Chapultepec, en México D.F. El contacto con estas nuevas energías nos ha ayudado a madurar espiritual y físicamente, y esta experiencia fue fundamental en la preparación de Ramavayán para la batalla final.

Por lo tanto, estas energías producen transformaciones inevitables en nosotros. Mejoran las funciones corporales, a veces nos hacen crecer físicamente, y producen otros cambios que desconocemos. No siempre nos sentimos cómodos con lo que ocurre en nosotros, pero todos, inevitablemente, tenemos que adaptarnos a esas energías. Incluso a Ramavayán le ha costado mucho asimilarlas, ni siquiera él está exento de padecer por estos cambios.

La buena noticia en todo esto es que, afortunadamente, lo único que se va a perder en esta transición es nuestro ego, y el ego no existe -como lo han mencionado muchos maestros espirituales-, son estructuras creadas por la confusión de nuestras mentes. Así que mucho ánimo, hermanos de la Luz; recuerden que, si el impacto de estas energías es muy fuerte en Ustedes, siempre cuentan con el apoyo de las terapias de sanación que le dio el Maestro Saint Germain a Ramavayán (ver: Karma Cleansing Therapy). Recuerden que fluir en la confianza de que Jesús el Cristo se está encargando de conseguir todo lo que necesitamos en nuestras vidas, es la mejor manera de seguir adelante

Atentamente,

Gudai-Shambhala