Trabajo con el Papá de Sharover

También se incluye el tema: Sigue la crisis en el fútbol soccer en México -avanzamos al repechaje en una de las peores eliminatorias de fútbol de nuestra historia.

México, D.F., 13 de Septiembre / 15 de Octubre 2013. Tiempo para limpiar emociones familiares. En otro trabajo en el que se reunieron nuevamente Ramavayán y Sharover, pudieron verse en la Universidad donde éste cursó su carrera de Ciencias de la Comunicación, veinticinco años atrás (la “U.I.C.”, en la Ciudad de México). El encuentro de algún modo fue circunstancial, así que nuestro líder le comentó a su hermano Sharover: “No sé qué estamos haciendo tú y yo aquí, pero me están diciendo los Maestros que el trabajo que vamos a hacer es exclusivo para ti”. Sharover no esperaba que le dijeran esto, por lo que nuestro Maestro complementó la idea: “Me están diciendo que la labor energética que realizaremos hoy es para ayudarte a cerrar ciclos, al parecer quedó algo inconcluso cuando tú te encontrabas estudiando la carrera, una situación que no alcanzo a percibir bien… me parece que, mientras estabas estudiando, se presentaron momentos muy difíciles en tu casa”.

Entonces comenzaron a deambular por diversos parajes del hermoso “Campus” en el que Sharover pasó momentos muy especiales durante su juventud, cuando estudiaba la manera de convertirse en un buen comunicador*. Así se pusieron a meditar sobre lo que los Maestros les estaban diciendo. Ramavayán dijo: “Ahora percibo que tu papá José está aquí”. Y en ese momento, a través de la conexión de nuestro Maestro, quien fuera el padre físico de Sharover comenzó a hablarles**: “Yo no sabía que tú, mi hijo Arturo, estabas incluido en una misión tan importante. Mi vida tuvo partes tristes, permití que me controlaran, fui muy dependiente, por lo que me quedé sin hacer muchas cosas que yo quería, y ahora me doy cuenta de que me faltó mucho por hacer” –le dijo afectuosamente a su hijo. “Pero estoy orgulloso por todos los movimientos que estás haciendo en el mundo, todos los cambios que gracias a Ustedes tres se están produciendo, y que son muy importantes”**.

Después de haber tocado emociones muy intensas, Sharover y nuestro líder se quedaron en la Universidad un largo rato, tenían que integrar toda la energía que les estaba llegando. Después de este trabajo, Sharover se sintió liberado de una emoción muy fuerte que le atormentaba, un sentimiento muy añejo, por lo que estuvo muy agradecido con Ramavayán y los Maestros Ascendidos al permitirle hacer este trabajo.

Sigue la Purificación del Fútbol Mexicano. Desde que comenzó hace unos meses la eliminatoria hacia el Mundial de Fútbol Soccer de Brasil 2014, pareciera que a los jugadores del equipo mexicano (ver: “Crisis en el Fútbol Mexicano”) les pusieron unas cadenas en los pies. No tienen gambeta, no manejan la creatividad en la cancha, no se atreven a encarar a los contrarios, en fin, lo único que han demostrado es ser un desastre completo. Pareciera como si, de algún modo, Dios quisiera que sigamos adelante en una eliminatoria que parece eterna, y en la que no perdemos las esperanzas de que nuestro equipo reaccione en el último momento y sigamos adelante; pero en otras ocasiones pareciera que el objetivo fuese aumentar al máximo la agonía de los aficionados, quienes después de tantas derrotas ahora creen que “los jugadores mexicanos nada más van a los partidos de paseo”, pero como sea lo que Dios esté preparando para nosotros, el hecho es que se está produciendo una crisis sin precedentes en el fútbol mexicano.

Milagro o Pesadilla. Hace una semana nuestra selección jugó un partido vital, imprescindible para ir al Mundial de Fútbol de Brasil: competimos contra el equipo de un país pequeño en cuanto territorio, pero muy grande en Espíritu: Costa Rica. México estaba obligado a ganarle a esa nación centroamericana, pero jugó como lo ha estado haciendo recientemente: pésimo. Estos muchachos (excepto uno, que metió un golazo en un partido anterior), parecen estar drogados todo el tiempo. Los comentaristas de la televisión gritaban desesperados ante lo que estaban viendo: “¡Este equipo está muerto, Ustedes no existen, señores jugadores, no son nadie!” –gemía un comentarista en un gesto de desesperación y pánico, viendo que estábamos a punto de ser eliminados del próximo mundial de fútbol soccer. “Fue impactante lo que vimos Ramavayán y yo en ese partido” –comentó Sharover. De repente, en una división que apareció en la pantalla del televisor, mostraron el encuentro que Estados Unidos estaba teniendo contra Panamá. Este equipo estaba venciendo dos goles a uno a la potencia mundial y, con ese resultado, México quedaba eliminado.

Con el “Jesús” en la boca. Así, cuando todos los aficionados nos resignábamos porque la selección mexicana seguramente no iba a asistir al mundial, de repente Dios volvió a mover los hilos de manera extraordinaria (ver ”Dios juega del lado de México”). En escasos minutos antes del final del encuentro, Estados Unidos empató a Panamá y, cual rayo -y como si nuestro Padre estuviese empujando la pelota-, poco antes de terminado ese encuentro, EEUU venció a los panameños y mandó automáticamente a México a un “repechaje” contra el equipo de Nueva Zelanda (el cual anteriormente ya le quitó a México la posibilidad de ir a otro mundial).

“El fútbol mexicano está lleno de demonios” –comentó al día siguiente Ramavayán a Sharover. “Son gente basura, personas soberbias que no valen nada, no tienen spring (no corren), se les atraviesa el balón por en medio de las piernas y son incapaces de meter gol. Yo no entiendo cómo ese tipo de jugadores puede trabajar en Europa. Lo que sí es cierto, es que la energía los está acabando; esta crisis en el fútbol es impresionante, y va a generar unos problemas inmensos”. En ese momento recordamos lo que nos dijeron, que nuestro país ”será campeón del mundo en el próximo mundial del 2018”... ¿nos estará transformando el Padre, para que realmente despertemos y dejemos de tener una Federación de Fútbol corrupta y oportunista como la que hemos tenido que estar soportando?

Conclusiones. Todavía falta tiempo para saber si México asistirá al mundial de Brasil o no. “A mi manera de ver” –expresó Ramavayán “yo preferiría que México no asistiera, este grupo de jugadores no sirve para nada. Lo único que veo es que en todas partes hay una crisis impresionante; hay crisis en el fútbol, en la industria automotriz, en los restaurantes de comida rápida, en los gobiernos, en fin, todo está sacudiéndose y aparte la mayoría de la gente no tiene dinero para irlo a gastar e ese tipo de lugares, o simplemente se les hacen muy malos los productos que ofrecen por el elevado precio que están pagando. Todo está caro; los demonios encarecieron todo, y ahora no hay quien les pague las enormes sumas que piden por cualquier producto mediocre. No es posible que esto siga así, por lo cual vienen cambios impresionantes” –dijo.

-------------------------------

*Es interesante mencionar que, como hemos dicho, Sharover no iba a venir a este mundo a la misión, su presencia se decidió al último momento, cuando los Maestros Ascendidos detectaron que, la otra persona que iba a estar ayudando a Ramavayán en esta contienda, se había aliado con el Anticristo). De algún modo, Sharover prácticamente se metió "a la fuerza" a una vida a la que no había sido invitado, con tal de apoyar a Ramavayán en la segunda etapa de este trabajo. Esta situación ha hecho que su vida sea una existencia taciturna y con muchas dudas, en donde por muchos años él no comprendía por qué estaba aquí en este mundo tan cruel, ni para qué.

**Recordemos que, a través de la intercesión de Ramavayán, el papá de Sharover fue liberado al momento de su muerte, gracias al puente espiritual que Sharover pidió y que Ramavayán realizó con ayuda de Jesús el Cristo (Ramavayán empujó el alma de José a través del bardo, y Jesús el Cristo la jaló del otro lado, para evitarle toda la etapa del purgatorio, y que no tuviera que volver a reencarnar posteriormente).