“¡Sean Felices!” Jesús el Cristo

Finalmente el día de hoy entramos de lleno en la Era de Acuario.

México, 15 de Octubre del 2010. Cuando preguntamos a los Maestros si la fecha del 10-10-2010 era importante para la Humanidad, Saint Germain intervino con tono enfático: “Dejen de preocuparse por fechas basadas en un calendario que no sirve de nada, que no tienen ninguna relevancia galáctica”. A partir de esto, Ramavayán preguntó a Jesús el Cristo cómo podemos los seres humanos generar un verdadero cambio en nuestras vidas. Y esto le respondió:

“Hagan las cosas que los hacen ser felices. Si están cansados por las presiones que tienen que soportar en sus vidas y nada tiene sentido para Ustedes, cuando puedan, dedíquenle un espacio a lo que más les gusta, aquello que les genera ganas de vivir. Traten de hacer eso periódicamente, hagan al menos una vez al día lo que de verdad les apasiona y, aunque regresen a las actividades tediosas de la vida cotidiana, por lo menos al recordar la emoción de hacer lo que les gusta les ayudará a generar un cambio irreversible”..

“No se dejen distraer por asuntos externos. Si escuchan algo en las noticias, primero compruébenlo; no crean todo a la primera. No se dejen llevar por lo que escuchan. Comprueben todo. Ya hay mucha más Luz entrando al mundo y, aunque aparentemente esto no se nota por las agresiones que ocurren a diario, éstas no van dirigidas a Ustedes, no les pertenecen; por lo que no hagan caso de lo negativo, Ustedes sólo enfóquense en lo que les hace ser felices”.

“Sean amables con los demás, no sean fríos; abran su corazón y apóyense entre Ustedes, finalmente todos somos hermanos. La Luz nunca lastima a la Luz; en la Luz todos nos ayudamos aunque alguien haya flaqueado. Por lo anterior, todo está cambiando y va a haber una gran fraternidad en el mundo, las personas cada vez serán más amorosas con su prójimo, y se unirán más entre los seres de la línea de la Luz. Recuerden detectar a las células negativas y háganlas a un lado; si las personas positivas se unen, eso les dará mucha fuerza y no se sentirán solos”.

“A la gente del Amor le va a empezar a ir muy bien, mientras que a los mentirosos, ladrones, secuestradores y narcotraficantes les va a ir muy mal, porque ya no van a ser respetados como antes. La cizaña ya está siendo separada del trigo; es como si fueran dos mundos independientes: la realidad del bien ya no puede ser afectada por la realidad del mal. Por lo mismo, va a haber un entendimiento claro de lo que pretenden sus dirigentes, y sabrán al instante si están diciendo la verdad, o si sus palabras esconden mentiras y engaños”.

“Están habiendo cambios en la Naturaleza y en la organización del mundo, mismos que van a beneficiarlos a todos. Observen las confirmaciones, verifíquenlas a diario en su mundo y verán que, desde ahora, siempre tendrán noticias favorables. Si algo no es para Ustedes, si algo no es de la línea de la luz, se los quitarán de enfrente y no tendrán que soportar más daños. Crean en esto, ésta es una nueva realidad y Ustedes pueden manifestarla a diario.

Ramavayán después dio este ejemplo: “El mundo efectivamente está cambiando; la semana pasada en la Ciudad de México, nuestro hermano Alejandro le pegó por accidente a otro vehículo (a una persona que conducía un auto Audi), por lo que el conductor afectado exigió que Alejandro resarcieran el daño. Aceptando la culpa del golpe, Alex le dio 1,000 pesos al conductor y éste se retiró. Pero al día siguiente, esa misma persona regresó a buscar a Alejandro a su negocio, y le regresó los 1,000 pesos que éste le había dado, aduciendo: ´El golpe no era para tanto, toma los mil pesos que me diste ayer´, y se fue. Este tipo de manifestaciones de amor y de perdón no era posible verlas antes; verifiquen ejemplos como éste a diario”.

“Aprendamos a manifestar el Amor de Dios en todo lo que hacemos y en todos los lugares donde nos encontremos. Busquemos ser como Jesús el Cristo en todo, en nuestro trabajo y en nuestras casas; en todo momento vibremos en el amor de Dios, que todo lo transforma y todo lo calma”.

“Si están perdidos, deténganse un momento y regresen a lo básico, a su naturaleza, a lo que les hace sentir bien. Traten de ubicarse bien en donde están y, desde allí, comiencen el camino de nuevo, yendo siempre hacia la Luz”.

“Estamos muy acostumbrados a lo negativo; de hecho, a menudo creemos más en lo negativo que en lo positivo. Por lo anterior, hagamos lo que dice Jesús el Cristo, los nos hace ser felices y, desde esa emoción, de inmediato generemos el cambio que tanto hemos soñado.”

Finalmente, los Maestros confirmaron esto que ya nos habían comentado hace un mes: El 15 de octubre finalmente entramos de lleno en la Era de Acuario; ésta es la Era de fluir y de ser felices; la era de la comunicación y del aliento. Desfrutémosla tomando la decisión de no dejarnos afectar por nada negativo”.