“Siempre Di la Verdad; sólo así Encontrarás la Libertad, el Amor y la Felicidad”

Jesús el Cristo

Cuando inició nuestra misión, hace tres años, nos pusimos a analizar la forma en la que funciona nuestro mundo. Uno de los temas que más nos cautivó, fue advertir que la mayoría de las personas a nuestro alrededor dice mentiras, finge o utiliza falsedades para abusar de otros. Vimos que a menudo las personas están acostumbradas a cubrirse con máscaras para esconderse de la Verdad que, a menudo, es incómoda. Analizando a nuestra sociedad comenzamos a entender que todo lo que decía la gente con frecuencia “era al revés”; si decían “mi servicio es el más económico”, al analizar con detenimiento las “letras chiquitas” de su contrato, a menudo la realidad era totalmente lo contrario; si te decían que se sentían muy seguros, en realidad decían: “hey, soy muy inseguro”; si gritaban a los 4 vientos que eran honestos, en realidad eran los más mentirosos; en fin, comenzamos a “invertir” las palabras de los políticos, artistas, empresarios y líderes de nuestro planeta, y descubrimos que muchos de ellos alardeaban, engañaban y mentían. Por supuesto, afortunadamente mucha gente no es así, pero la verdad es que nosotros no encajábamos en ese mundo empresarial de mentiras y engaños.

A todos nos ha pasado que a menudo hablamos como si lo que decimos fuese la “verdad universal”, porque estamos acostumbrados a vivir tratando de hacer que las cosas se vean más grandes de lo que en realidad son. Esto es una enfermedad del planeta. Después nos dimos cuenta que, si decíamos la verdad, a menudo las personas no nos entendían, pensaban que estábamos bromeando, se les hacía un “corto circuito” en el cerebro. Porque para muchos la mentira ha sido una forma de vida, una herramienta para tener “éxito” y fortuna.

Todo esto se acabó a partir de la derrota del anticristo. La fuente, el origen de la mentira se esfumó para siempre, y gracias a eso, la Luz y la Verdad están regresando poco a poco a nuestro planeta. El anticristo era un ser muy destructivo, muy negativo, y quería destruir al planeta Tierra, a todos nosotros, acabarnos, detener el plan de Jesús el Cristo que busca instaurar en la Tierra el Reino de los Cielos. Pero lamentablemente, muchas de las costumbres de engaño que el anticristo fomentó, nosotros las hicimos nuestras, y todavía, en nuestro inconsciente, las activamos y usamos.

Por el ataque que arremetí contra aquél ser del mal, éste explotó pero, como todos sabemos, el Espíritu es eterno; bueno, así lo diseñó nuestro Creador. Así que, al morir, quedaron algunas gotas de consciencia de su Espíritu, y por unos días habló con Dios, y de alguna manera se arrepintió. Un ser dedicado a la mentira infinita, a traicionar a todos una y otra y otra vez, por unos instantes pudo darse cuenta de lo malo que había hecho, del daño que produjo no nada más a nuestra raza, sino a cientos de millones de razas más, y se arrepintió de alguna manera, y mandó 3 ó 4 mensajes de Amor, antes de desaparecer por completo, integrándose al Vacío de donde fue creado. Así que desapareció, ya no volverá a existir nunca más.

Quiero que entiendan que ese ser era muy poderoso, manejaba mucha magia y su poder de creación estaba enfocado hacia la destrucción, por lo cual era muy perjudicial. Dejó muchos trabajos negros que todavía han estado produciendo efectos malignos, pero como ya no tienen una fuente que los alimente, tarde o temprano van a terminar desapareciendo. Pero, a pesar de los dones y capacidades que tenía ese ser, estaba aislado, no tenía amigos, ni una sola amistad. Todas sus relaciones estaban basadas en el miedo y en las amenazas que infundía en otros; cumplía sus metas gracias a los compromisos que había logrado firmar con diversos seres del camino oscuro, porque los tenía amenazándolos de muerte, los tenía amarrados a su grupo; aunque a él nadie lo quería, por eso digo que estaba solo, completamente alejado del Amor.

Toda esa historia se acabó. Ya no hay que hablar de él, es muy triste ver cómo las personas pueden, por su propia voluntad, alejarse de Dios de la misma manera como lo hizo Ilsravé. Pero nosotros tenemos que seguir hacia adelante. Un pequeño equipo de 3 seres humanos encarnados muy unidos, apoyándose de la energía positiva que llegó a la Tierra, y apoyados por cientos de miles de seres de Luz, fue suficiente para vencer al más poderoso mal del universo. Porque nosotros trabajamos en equipo, sabíamos que no estábamos solos. Nos apoyamos entre amigos, creímos en los demás, en las palabras de Jesús el Cristo y de Saint Germain, y en las promesas de Dios. Nuestra victoria no es la victoria de un pequeño grupo, es el éxito de la Verdad y de la Unión de todos los trabajadores de la Luz.

A partir de hoy, la decisión de tener un mundo de Alegría y de Paz depende de lo que hagamos cada uno de nosotros; cada acción es muy importante para lograr el nuevo mundo que queremos. Hay que cuidar a nuestro planeta, está muy contaminado; hay que llenar cada rincón de nuestra casa con amor, bondad y solidaridad. La basura, la cizaña, se está yendo, ésa fue mi instrucción y mi deseo más ferviente, que tengamos un mundo limpio de maldad, lleno de amor, felicidad, armonía, sin la presencia de personas negativas que buscan engañar y aprovecharse de otros.


La gente está cambiando, la posición mental de nuestras sociedades está transformándose irreversiblemente hacia la Luz. La energía positiva de Dios ya está aquí y, si observan con atención, todo está tranquilo en lo general. Esto era difícil hacerlo antes, cuando dominaba la influencia del maligno.

 

MI MENSAJE. Hermanos y hermanas, hagamos consciencia. Ya no alimentemos sentimientos del pasado, ya no le demos fuerza al mal, el cual –como dijera Jesús el Cristo- “sale de la boca del hombre”; el mal el día de hoy carece de fuerza, se está agotando, y se va a terminar pronto. Observen a su alrededor todos los mensajes dañinos que dejó la herencia de ese ser, y traten de ignorarlos, busquen sólo lo positivo.

Observen la televisión, las telenovelas y los programas de violencia: están llenos de sentimientos negativos que revolotean en nuestro vientre, generando una ola de sensaciones y pasiones exacerbadas. En esas historias se alababa a la mentira, se ponía a los “villanos” como héroes y se promueve el mal. Ése no es el mensaje que le queremos dejar a nuestros hijos. Nosotros valemos más que ese tipo de emociones. Sólo vean cosas agradables; si siguen los sentimientos inferiores, pueden atraerlos y quedarse en el pasado. Una vez nos dijo el Maestro Jesús el Cristo: “La ira, los celos, la envida, todos esos sentimientos que tanto los dañan, fueron creados por los seres inferiores”. Por lo tanto, ya no sigamos a los inferiores, sólo busquemos la Luz en nuestro corazón.

Tampoco enfoquen su mente en desastres naturales y terremotos, cosas de muerte; cambien su visión. A partir de mis acciones, todo ha cambiado y seguirá mejorando en lo subsecuente. Poco a poco, trabajando en las emociones atoradas, lograremos que nuestras vidas sean de gozo y de un placer inimaginable; tenemos la tecnología espiritual para lograrlo.

No escuchen la música de los grupos violentos, el planeta está como está porque nosotros no exigimos escuchar algo mejor; seguimos comprando basura y vivimos de acuerdo a lo que escuchamos, nos convertimos en lo que consumimos. Cuando los productores de radio y T.V. dejen de ganar millones por los sentimientos de miedo, odio y desolación que promueven en sus programas, tendrán que cambiar sus productos po temas de Amor, ya no tendrán el mismo raiting de audiencia. En el mundo del Arte es lo mismo, si patrocinamos el arte basura, eso tendremos en la sociedad. Nos hemos puesto tan blandos que nadie exige nada y tenemos que andar viendo cómo nuestros hijos se matan y se degradan con situaciones que ningún beneficio nos traen. A partir de hoy, exijan Amor, y sean Amor. Que al menos en el círculo de hermanos de la Luz ya no entren esos mensajes negativos. Y que la gente sepa que ya viene el nuevo tiempo, que todo está cambiando para estar mejor.

Es muy triste que hayamos tenido varias “generaciones basura”, con hijos descarriados que no tienen en sus corazones ni arte, ni literatura, ni honor. Nosotros creamos eso al darle importancia al odio y la destrucción. Los “héroes” de las películas sólo se dedican a matar y a destruir, y por eso los niños ahora se burlan de sus padres; no hay respeto ni moral en la sociedad, pero no se trata de ser moralistas, simplemente vean lo que hemos creado siguiendo una manera de pensar destructiva.

El cambio es muy simple. Sólo hay que corregir el chip del odio por uno de Dios; hoy es el tiempo de buscar la libertad, la felicidad y la consciencia. Ya no alimentemos el ego y la soberbia, ya que la auto importancia es el origen de la debacle de nuestro mundo. Salvemos al planeta, unámonos a los grupos que hacen el bien y la justicia. Sientan que a partir de ahora nuestra vida está llena de bendiciones, y mantengan una Fe inquebrantable, indestructible, en todo momento.

Con cariño, su líder y hermano,

Comandante Galáctico de la Luz

Ashtar Ramavayán