“Aún nos afectan las programaciones de la Matrix”

En esta ocasión entendimos que todavía existen muchas programaciones energéticas de las cuales somos víctima ya que, a pesar de los numerosos trabajos de Ramavayán en el etéreo, una porción de la Matrix aún sigue funcionando como lo ha hecho siempre.

México, D.F., 12 de abril 2014. En esta fecha en que seguíamos liberándonos de muchas emociones basura, nos reunimos en el bosque de Chapultepec (en México D.F.) para ir a meditar. Al llegar a este importante recinto para nuestra misión, cada uno veníamos pensando por separado en temas similares, y nos dimos cuenta de que estábamos pensando en que muchas de las relaciones que fabricamos los seres humanos son acuerdos energéticos condicionantes. Cuando nos encontramos, nos dimos un afectuoso abrazo y comenzamos a platicar como siempre: “Muchas personas -a menudo de manera inconsciente- sólo están buscando enlazarse energéticamente con grupos y personas” –comentó Sharover a Ramavayán. “En lugar de buscar la manera de liberarnos de nuestros enlaces y apegos, los hermanos de la Luz siempre estamos buscando alguien o algo de quien depender” –respondió Sharover. “Pero el camino de liberación debería ser todo lo contrario, buscar la forma de quitarnos compromisos y cadenas” –le dijo. Y Ramavayán le comentó: “Es que en esta realidad material todos quieren engancharte, para tenerte esclavizado de por vida. Es como con los negocios del Anticristo, en realidad no sirven más que para enriquecer a un pequeño grupo de empresarios, y por eso la publicidad y las marcas buscan engañarte para que compres sus productos adhiriéndote a ilusiones que se enlazan con nuestros deseos insatisfechos. Y, en el camino de crecimiento espiritual, los ´maestros´ espirituales y los grupos de practicantes sirven para lo mismo; sólo buscan atraparte, enlazarte a su energía hablándote de muchas maneras pero, cuando ya estás convencido de que ´ése es el único camino que vale la pena´, entonces te piden cooperaciones para todo, sólo porque ´el maestro necesita comprarse su casa´. El método de este mundo es comprometerte, meterte en doctrinas y fanatismos, hacerte creer una serie de conceptos para que caigas en sus engaños y que te hagas uno más de su grupo, y que no quieras salir nunca de allí; entonces te exprimen y te esclavizan. Este mecanismo está presente en todas las actividades de los seres humanos: política, religión, economía, academia, etc”.

“Tengo que reconocer que yo fui uno de ellos, un ´integrado´ que nada más buscaba pertenecer a la Iglesia o a algún grupo religioso para sentirme cobijado” –se lamentó Sharover. “Siempre tuve mucha dependencia, únicamente después de estos 8 años de trabajar contigo me he liberado algo energéticamente hablando; ahora percibo que no existe ningún compromiso real, ni siquiera con Dios es indispensable estar atado (Él nos ama en libertad), por lo que estar amarrado a grupos religiosos o a personas, es contrario a lo que quiere Dios para nosotros; todo ese afán de apegarnos a algo o a alguien, es un engaño”.

El problema es adentro. “Muchas personas que conozco” –dijo nuestro líder- “dicen que son muy felices pero, cuando platicas más a fondo con ellos(as), te das cuenta de que ´se los está llevando el diablo´, están podridos por dentro y tienen miles de problemas. Ni siquiera los grupos espirituales a los que pertenecen pueden en realidad contentarlos, porque traen muchos conflictos y tratan de manipular todo a su antojo. Por eso nuestro camino es limpiar toda la porquería; por supuesto que te vas dando cuenta de toda la mugre que traes en tu interior y, como he dicho anteriormente, observar eso no va a hacerte feliz en un principio; sí, la verdad te hará libre, pero no vas a estar muy contento detectando que tienes en tu interior tantas tensiones y energías indeseadas”.

Aquí nadie te agradece. “Hay mucha inconsciencia en este mundo; del mismo modo he visto que aquí nadie te da las gracias de nada. Como he mencionado en otros temas, yo le di mucho a mi familia, cuidé a mi madre con mucho amor cuando ella estaba enferma, pero nunca me agradeció lo que yo hacía. A veces le pregunto a Dios: ¿Y tú no me vas a dar las gracias por todas las noches que trabajo sin descanso en donde he estado cambiando la energía de este mundo? ¿Vas a agradecerme por todo lo que he estado haciendo?”. Y tanto los Maestros como Sharover coincidieron en que “muchas personas te queremos, incluso los animalitos, las mascotas que tienes en tu casa, ellos también te quieren” (en esos días tenía en su hogar 2 perritos, unas mascotas que se llaman “Bruce” y “Miguel” , y acordamos que los animales cada vez le muestran más afecto a nuestro líder). También comentamos del aprecio que le demuestran a diario los gatos.

La Matrix todavía no funciona como debe. En este momento Sharover comentó que han estado apareciendo varias hélices como la que Saint Germain puso en Noruega (ver Noticias de Ramavayán), y preguntó por qué están girando en el sentido contrario al nuevo giro de la Matrix. Los Maestros le comentaron que es porque “muchas cosas en su mundo siguen estando al revés”. Entonces comprendimos por qué todavía estamos teniendo algunos problemas en nuestras vidas, y los Maestros añadieron que “la Matrix se está arreglando, pero esto va a tomar tiempo”. “La Matrix sigue afectando a quienes traen ciertas programaciones, por ejemplo el miedo –comentó Ramavayán, “a mí me han dicho varias veces que yo no caigo en algunos de estos patrones”. Y explicaron que dichos esquemas vienen predestinados: “al momento en que naces en este mundo te imponen un patrón específico” –comentó nuestro Maestro.

Otro hermano que está igual que nosotros. En ese momento llegó a platicar con nosotros otro de los alumnos del Sensei de Ramavayán, quien estaba pasando por situaciones difíciles en su matrimonio. Le dimos una explicación rápida de mucho de lo que nosotros hemos vivido, tosió y -aunque le costó asimilar lo que le estábamos diciendo- en pocos minutos comprendió muchas de las situaciones que está pasando; después de un rato se fue muy pensativo. “A este muchacho le ayudamos mucho” –explicó nuestro líder. “En tu vida vas tomando decisiones basándote en el programa energético que quieren que manejes, a menos de que alguien te enseñe lo contrario” –continuó exponiendo nuestro líder. “A pesar de que yo también fui contaminado, tenía destellos, de repente me salía de los programas, caía en patrones pero me daba cuenta de mis errores y me defendía. A menudo no dejaba que me estuvieran manipulando, y todos se enojaban mucho conmigo porque me rebelaba. Sentía que algo estaba mal y no caía en su juego, y les decía que eso que me ofrecían no era bueno. Por eso muchas personas comenzaron a decir que yo era un desdichado, porque no me dejaba convencer; pero en realidad ellos trataban de manipularme, de hacer que yo cayera en su juego y no quería, no me dejaba manipular, y eso los enfurecía”.

En casa de Ogipter. Entonces nos movimos a trabajar a casa de Ogypter, donde nuestro hermano y líder continuó expresando: “Es un programa energético el que nos afecta en este mundo. Por eso dices la verdad y de inmediato te rechazan. En este planeta nadie quiere a quienes decimos la verdad. Todos traen esa programación, esa contaminación de energía de maldad o de karma. Pero gracias a Dios, nunca pudieron doblegarme, aunque recuerda -y te lo dije anteriormente- que llegué a pensar que ya me habían vencido. También te dije que en mi vida siempre me bajaba de un ring y me subía a otro . Y Sharover comentó: “Yo he sido testigo de que mucha gente te tiene envidia, porque te sales del programa de esclavitud que traemos la mayoría de la gente en esta Matrix”. “He estado reflexionando” –continuó exponiendo Ramavayán “que la mayoría de las personas tienen una vida muy desafortunada. Y también es por eso que siempre me cuestionaba, me acusaban de que yo tenía todo y ellos no; poco a poco he ido comprendiendo que mucha gente tiene karma y programaciones que yo no tenía, y gracias al Creador que siempre he tenido un poco más que lo indispensable. El otro día me dijo mi hija que ´ella sufría mucho´, y yo le dije: ´¿por qué sufres, si tienes todo?´ Y le di el ejemplo de amigos suyos quienes tienen que viajar dos o tres horas para llegar a su escuela; ella no tiene ese problema, incluso yo la llevaba en mi auto hasta la Universidad durante mucho tiempo”.

No se puede quitar esto. Entonces Sharover le preguntó a los Maestros: “¿Cómo nos quitamos los seres humanos la programación de la Matrix?” Y le contestaron: “No se puede”. Y volvió a insistir: “¿Y nosotros nos estamos quitando esas programaciones con los trabajos que hacemos con los rayos alfa de Jesús el Cristo? y le respondieron que sí. Entonces nuestros Guías Espirituales comentaron a nuestro líder: “Ramavayán, tú eres un ser muy individual, muy diferente a todo lo que existe allí”.

Ramavayán defiende a su empleado, en Veracruz. A continuación Ramavayán comentó lo que acababa de ocurrirle allá, en el Estado de Veracruz (México). Acompañó a su empleado a una cantina, cuando de pronto se armó una riña por cualquier motivo. “El cantinero es un sujeto que mide mucho más que yo, y tiene una fuerza impresionante” –explicó. “Se levantó porque iba a atacar a mi empleado Jorge, pero lo detuve, lo tomé de la garganta y le dije con voz muy fuerte: ´A Jorge nadie le pega´. Trató de zafarse de mi brazo que lo detenía, pero no pudo. En ese momento las cosas se calmaron, y todos nos sentamos a seguir bebiendo, pero cuando volteé a ver a todos los asistentes de aquella cantina, me estaban viendo con la boca abierta, fue impresionante”. “Te les saliste del programa” –le comentó Sharover. “En este mundo nunca un jefe defiende a sus trabajadores” –le dijo, y Ramavayán entendió lo que su amigo le estaba diciendo. “Tienes razón” –le dijo, “a lo mejor todos los presentes en ese bar hubieran querido que sus directores los hubieran defendido alguna vez”.

“Yo no soy de este mundo”. “Para sobrevivir en este realidad tienes que seguir el patrón de este mundo, sin apegarte mucho, pero trabajando por la liberación de todos” –continuó platicando Ramavayán. “Tienes que saber dónde mimetizarte, dónde parecer uno de ellos, pero después hay que salirse del programa”. Y Sharover le recordó las palabras de nuestro Maestro Jesús el Cristo, cuando dijo: “yo no soy de este mundo”. “A lo mejor a esto mismo se refería” –y estuvieron de acuerdo, concluyendo que “tal vez por eso a menudo no encajamos para nada”.

¿Y en lo económico? Entonces preguntamos “¿cómo nos ha afectado la programación de la Matrix en el aspecto económico?” y la respuesta fue: “los está bloqueando”. Y Sharover inquirió: “¿Serviría que desbloqueáramos la energía del programa para que tengamos riqueza material en este mundo aquí y ahora?” y nos dijeron que sí, pero que existe otro bloqueo que aún nos está obstruyendo. Finalmente nos recomendaron que “habláramos directamente con Dios” porque Él es el único que puede quitar esos bloqueos, por lo que decidimos hacer una meditación “para desbloquear toda la energía que está impidiendo que tengamos riqueza material”.

Nuestro trabajo ahora será de recapitulación. Y para lograr comprender todo lo que nos ha estado afectando estos últimos años, preguntamos: “¿Es un acto de Consciencia el que tenemos que hacer?”, y nos contestaron: “así es”. “¿Qué tipo de Consciencia es la que tenemos que tener para desbloquear nuestras limitaciones económicas?” –volvimos a preguntar, y dijeron: “es una consciencia positiva de darse cuenta”, e insistimos: “¿de qué, darnos cuenta de todas las bendiciones que hemos recibido?” y nos dijeron: “Recapitulen sobre todas las acciones que han tenido que hacer durante estos años, tienen que repasarlas, porque algo se quedó atrás; algo hicieron que van a tener que volver a descubrir”.

Sentimos miedo. En ese momento observamos –como todo ser humano- que aún tenemos miedo de quedarnos sin dinero, y nos propusimos pedirle a Dios que nos quitara también esta emoción indeseada en el trabajo que estábamos a punto de iniciar.

Después de la meditación. Al terminar nuestra concentración, preguntamos a los Maestros Ascendidos si lo que nos estaba ocurriendo era porque afuera de esta realidad “habíamos hecho un pacto de pobreza con Dios” y nos dijeron que sí, “por eso les decimos que le pidan a Él que les ayude”, y Ramavayán comentó desesperado: “yo le he pedido de todas las formas imaginables, ya no sé más cómo pedirle, le he pedido ´que nos dé denarios, monedas, dinero, bienes, propiedades, riqueza en esta dimensión´, ya le he pedido de mil modos pero aún no ocurre nada”. Y después de integrar unos minutos la energía que habíamos recibido en el trabajo, le llegó a nuestro líder esta idea: “entonces a lo que le tenemos miedo es a ser soberbios, a que se nos suba el ego en determinado momento”, y reflexionando, dijo: “está bien, vamos a hacer una prueba; intentemos recibir dinero y vayamos observando cómo actuamos, qué energías se manifiestan, y si nos ponemos soberbios pediremos a nuestros Guías Espirituales que nos quiten lo que nos falta limpiar de nuestro interior”.

Para finalizar. Ya para despedirnos de esta sesión, preguntamos “qué energía es la que nos hace falta para que recibamos riqueza, tal y como nos lo han estado prometiendo?” y nos dijeron: “necesitan energía de honestidad”. Casi al instante devolvimos otra pregunta: “¿honestidad de qué tipo?”, y contestaron: “honestidad firme, esta energía se las vamos a dar después de que termine la Semana Santa”. Y entre los elementos que teníamos que incluir en nuestras oraciones posteriores, estaría ésta: “pídanle a Dios perdón de todas las pequeñas faltas que hayan cometido, que les dé la oportunidad de tener felicidad en esta Matrix, en esta realidad de tercera dimensión. También pidan que les ayude a enlazar las energías que se necesitan y que les quite las energías que no necesitan, para que logren la unidad de las partes que los conforman”.