Expulsión de Satanás del Planeta Tierra

4º trabajo de meditación de la Semana Santa 2014.

México, D.F., 17 abril 2014. Los Maestros nos habían comentado que pronto tendríamos que asistir al cerro Ehécatl de Atlacomulco a realizar una limpieza de ese centro de poder. Sin embargo, la noche de la 3ª meditación de Semana Santa cayó una tormenta de granizo y hielo que dejó paralizada la circulación en la carretera que lleva al Estado de México. A las 6 de la mañana (hora que nos había recomendado la Virgen de Guadalupe nos dispusiéramos a partir a esta nueva aventura), la carretera que conduce a Toluca estaba bloqueada. No pudimos seguir adelante por el camino, por lo que nos detuvimos a desayunar. En el restaurante estaban proyectando las noticias por televisión; claramente se veía cómo la impactante granizada había invadido el paso por las montañas que rodean a la zona poniente de la Ciudad de México. “¿Y ahora qué vamos a hacer?” –nos decíamos, mientras nos sentíamos deprimidos viendo los impactantes resultados de los movimientos de energía producidos en los 3 trabajos anteriores.

Eventos extraños. Mientras desayunábamos, Sharover le platicó a Ramavayán que, en semanas anteriores, él había estado asistiendo a una escuela cercana a Atlacomulco por motivos laborales. “Siempre que llegaba a esa zona, sentía como si un frío muy fuerte me subiera por las piernas, hace demasiado fresco allí” –le comentó, y esto le parecía extraño. También, en otra de sus visitas a Atlacomulco, le acompañó su compañera Laura quien -como él- también se interesa en aspectos esotéricos. Ella le había comentado a Sharover que “el cerro de Atlacomulco es un sitio de poder que controla toda la violencia del Distrito Federal”, y esto le había llamado mucho la atención. Sin decir más, Sharover le platicó a nuestro líder de un sueño que tuvo su amiga días antes de esta fecha. “Ella me relató que soñó que iba a una cueva donde se encontraba Satanás. Ella veía a un ser muy alto, muy bello, quien por alguna razón se encontraba atrapado en ese lugar. En la visión, Satanás le decía a mi amiga que necesitaba que ´el alma de un ser inocente, de un niño, llorara por él, para que pudiera salir de allí´ y que, como ella era maestra de escuela, bien podría ayudarle a conseguir que uno de sus alumnos hiciera esto”. “Ése fue el relato de la visión” –continuó explicando Sharover; “por supuesto que mi compañera salió corriendo de la cueva en su sueño, y no hizo caso de lo que le pedía aquél ser”.

Cuando terminamos de desayunar, Ramavayán quería claudicar de esta misión, ya que con la carretera bloqueada haríamos muchas horas para llegar a Atlacomulco. Sin embargo, Sharover insistió en que tomaran otra ruta y que dieran una vuelta por la carretera hacia Querétaro. Así lo hicimos. Emprendimos esta nueva dirección y dimos una enorme evasiva que nos condujo al cerro Ehécatl de Atlacomulco llegando de norte a sur.

Sentimientos encontrados. Todo este desvío nos hacía sentir molestos, y nos preguntábamos: “¿acaso nos están bloqueando? ¿Conviene que vayamos a realizar esta meditación? ¿Qué está sucediendo?” Pero, a pesar de nuestras dudas y los inconvenientes, poco antes de las 12:00 pm arribamos al poblado más cercano al cerro, rodeamos algunas calles con el vehículo mientras el camino se introdujo en una vereda ascendente que terminó junto a un campo de cultivo. Ya no se podía avanzar más. Bajamos del auto (ya nos encontrábamos en las faldas de la imponente montaña), y los Maestros Ascendidos urgieron a Ramavayán: “Éste es el lugar donde tienen que trabajar”. No había terminado de bajar del automóvil, cuando Sharover vio que su maestro ya estaba realizando mudras y moviendo la energía con los ojos cerrados, como si hubiera que apurarse. Llegó a su lado y de inmediato comenzó a soplar el aire –como ha ocurrido en otros trabajos que hemos realizado.

Tañer de campañas. “Voy a enlazar esta montaña con Xochiatlecutli –fue lo primero que dijo Ramavayán a su amigo. En ese momento, de manera sorpresiva, comenzaron a sonar las campanas de la iglesia del pueblo donde estábamos, y a Sharover “se le enchinó la piel”, ya que comprendió que estaban realizando una labor de gran precisión –la que tuvimos que tener a pesar de los contratiempos-, lo que seguramente fue calculado por los Maestros Ascendidos para que iniciáramos en punto de las 12:00 pm, apoyados por la energía que se estaba generando en ese momento.

Símbolos sagrados. En días anteriores, habíamos estado investigando sobre unos símbolos sagrados y nos habían dicho que los utilizaríamos este jueves santo. Entonces nuestro líder le dijo a Sharover: “Saca el Tetragramatón” –la imagen que previamente nos habían dicho era la más poderosa de las que habíamos elegido. En presencia de este símbolo –y mientras Sharover hablaba de diversos temas, nuestro Maestro siguió trabajando y se hundió en su conexión con la cuarta dimensión para mover la energía mentalmente.

Inesperada sorpresa. “Aquí hay un ser” –dijo nuestro Maestro de repente. “Aquí está el ser que vio tu amiga en la cueva” –dijo para nuestro asombro. “¿No nos habían dicho hace años que Satanás había sido encarcelado? –le increpó Sharover mientras imitaba los movimientos que hacía nuestro líder. “Como sea, aquí está, debajo de este cerro, en una cueva subterránea” –y siguió concentrándose, diciéndole a Sharover que modificara la dirección hacia donde veíamos mientras realizábamos diversos movimientos.

Disney y sus personajes. Por la mañana, los Maestros le habían dicho a Ramavayán que se pusiera una sudadera que tenía dibujos de Mickey Mouse, porque serviría para esta meditación. “Al parecer los personajes infantiles –que están cargados de inocencia- son una protección muy buena para lo que estamos haciendo” -le dijo entonces a Sharover. Y, después de mover energía sin mucho esfuerzo, dijo: “ya está, ya saqué a Satanás del planeta, ya no está aquí”, y después de esto Ashtar Sheran (desde la otra dimensión), recibió al famoso ser y le dijo a nuestro líder: “¿y qué quieres que haga con él?”, a lo que nuestro Maestro dijo: “Procésenlo, que responda por lo que debe”.

El pleito. Durante el enfrentamiento a nivel energético con Satanás, Ramavayán dijo: “vi muchos puntos rojos en los ojos de este ser, y yo le reprendía: ¿tú quién eres?, pero no me respondía ni obedecía, sino que por el contrario, me estaba retando. Entonces le dije con fuerza: ´te vas a ir muy lejos de aquí; si tu patrón el Anticristo no pudo contra mí, tú menos vas a poder conmigo´”. Y al terminar este trabajo, nuestros Guías Espirituales comentaron: “observen los arbustos a su alrededor, vean cómo están”, y nosotros vimos que estaban secos, parecían quemados. Entonces nos dijeron: “así le va a ocurrir a la maldad en su mundo y a los malditos; se van a estar secando”.

Peticiones. Ramavayán entonces le dijo a Sharover que hiciéramos peticiones y, entre lo que solicitamos, estuvo: “Que todas las personas que realicen trabajos negros a partir de hoy se les reboten”, y “que todos los políticos que estén enlazados con la energía que se liberó hoy, hagan el bien y ya no roben más”. Hicimos otras peticiones que ahora no recordamos. Para terminar la meditación, nos comentaron que, durante esta operación, estuvieron con nosotros la Virgen de Guadalupe y Jesús el Cristo. Finalmente, Ramavayán comentó que “el ser que gobierna este cerro está contento; es un espíritu bueno, pero le voltearon toda la energía en este lugar y, al parecer, con esta liberación se quitó de encima muchas cargas negativas”.

Preguntas de los símbolos sagrados. También realizamos algunas preguntas del tetragramatón y su importancia, y nuestro líder estuvo repitiendo algunas palabras que formó con las siglas de este importante sello.

Repercusiones. Después de la meditación, Ramavayán estaba muy animado pero, como le habían advertido durante la semana, pronto comenzó a sentir un gran cansancio. “Me duele mucho un hombro, y siento dolor en la sien, seguramente es una energía que me están quitando” –dijo consternado, mientras Sharover tomaba el volante del vehículo para emprender el camino de regreso.

Movimientos energéticos. A la mañana siguiente, se registraron fuertes movimientos telúricos en América Central y con nuestros antípodas, en los países asiáticos. Además del fuerte sismo de 7.3 grados Richter que sacudió la Ciudad de México (ver enlace), ocurrieron 300 réplicas en nuestro país luego de la energía que se movió aquella fecha:

Fuerte sismo en México

Réplicas del sismo de 7.2 grados Richter

Ocurrieron estos temblores: En Nicaragua, un movimiento de 4.8 grados Richter; en Guatemala, de 4.7; en Panamá, de 5.2 y, en Bolivia, de 4.4 (también ver este enlace de EEUU):

Sismos en Illinois (Chicago)

En Chicago, EEUU, la gente enloqueció ese fin de semana, donde unas personas (quienes seguramente tenían enlaces energéticos con el ser que fue expulsado este día), dispararon en total a 45 personas:

Chicago en guerra

Las consecuencias de esta meditación se alargaron más de una semana; por dar otro ejemplo, también tembló en Canadá:

Temblor en Canadá

Conclusión. Nos explicaron que 2,800,000 personas estaban enlazadas con la energía de Satanás, por lo que este trabajo produjo descarga de energía en algunos, y Sharover preguntó al respecto: “¿Existen seres malignos del mismo nivel de Satanás todavía presentes en nuestro planeta, y que aún no han sido llevados a juicio?” Y respondieron que sí, que “son dos o tres del mismo nivel”, y que posteriormente viajaremos a diferentes lugares del orbe para expulsarlos. También confirmaron que aún existen algunos enlaces energéticos con estos seres que posteriormente deberemos quitarnos.

Ramavayán entonces explicó: “Existían muchos enlaces energéticos en todo el mundo con este ser; sabemos que todos los malditos han estado unidos entre sí para hacer negocios y generar trampas. Como dice un amigo, ´levantas una piedra y aparece una rata, un ser robando dinero, haciendo negocios sucios, o destruyendo la vida de las demás personas; así es el camino oscuro en nuestro mundo´”. Y concluyó: “La energía de Satanás finalmente se está yendo del planeta, y eso va a afectar a muchos demonios”. Y de manera sorprendente, concluyó: “gracias a esto que hicimos, incluso en la zona de Atlacomulco (en el Estado de México) va a hacer menos frío a partir de lo sucedido”.