La Liberación de los Muertos

Zombis deambulando sin rumbo, realizando tareas malditas una y otra vez, sumidos en la peor desolación jamás imaginada, ésos íbamos a ser nosotros, ése iba a ser nuestro destino…

México, 2 de Noviembre del 2010. Justo el día de la fiesta de los Muertos en México, Ramavayán recibió otra noticia impactante: el anticristo había logrado intervenir el proceso posterior a la muerte, se había metido en el limbo (conocido también como “purgatorio” o “bardo”) y, con su astucia y maldad, estaba corrompiendo nuestras almas, afectando negativamente el futuro de la Humanidad, y cancelando para siempre nuestra felicidad.

Como todos hemos escuchado alguna vez, después de la muerte viene un proceso natural de purificación del alma, que la prepara para la siguiente encarnación o su salida definitiva de Samsara*. Pues sucede que el anticristo logró intervenir este proceso en nuestro planeta (aquí era uno de sus laboratorios), e interceptaba a las almas para corromperlas, para incrementarles el ego y su neurosis; esto lo hacía en coordinación con Lucifer (ojo: no es el mismo ser que Satanás); inducía programaciones y ponía implantes negros para que las almas fueran incrementando su odio. Así fue como preparó a Hitler y a otros seres que destacaron por su manera de actuar despiadada.

“Esto es algo tan elevado que muchos de Ustedes no lo van a poder creer” –le comentó este día Saint Germain a Ramavayán. “Pero sólo gracias a la derrota del anticristo fue posible la ruptura de la caja de Pandora, un lugar que el anticristo protegía con recelo, ya que era su obra maestra. El anticristo estaba formando demonios, y éstos iban a ser Ustedes. Pero por un milagro, el milagro que logró Ramavayán a pesar de todos los pronósticos en su contra, el día de hoy muchas de estas programaciones están comenzando a liberarse. Sólo gracias a las acciones de Ramavayán está sucediendo la Liberación de los Muertos en estos momentos; muchas almas se están liberando de la cárcel que era este infierno llamado planeta Tierra, y finalmente están alcanzando la Luz; por eso la energía está tan turbia”.

“¿Les suena familiar que existan seres en nuestro planeta que lleguen a una escuela y comiencen a disparar matando a personas que no conocen, sin mostrar remordimiento, sin tentarse el corazón?” –comentó Ramavayán al respecto. “¿Y qué decir de los adolescentes que se drogan y viven vidas de abandono y autodestrucción, gobernados por traficantes que no muestran ningún respeto por sus vidas? Ésos son los demonios que estaba preparando el anticristo, vida tras vida; ésas eran las almas en desgracia, que llegaban con más y más odio cada vez, con más furia; son los típicos seres que buscaban la guerra sin pensar en las repercusiones, líderes de las naciones más poderosas que actuaban con sangre fría y sin miramientos; ése era el legado que nos estaba dejando el anticristo a todos”.

Debido al bajo nivel de energía y a las protecciones energéticas que la gente del camino negro manejaba en nuestro planeta, Dios no podía entrar a ayudarnos. El proyecto que tenía el anticristo era replicar este modelo, llevarlo a gran escala a todo el universo y, literalmente, echar a Dios fuera del mismo, impedir que volviera a entrar. En ese momento interrumpió nuestro Padre la comunicación que estaba teniendo Ramavayán y dijo: “Y efectivamente, con el paso del tiempo iba a lograrlo, si no lo detenían Ustedes a tiempo”**.

“Las almas ahora sí se están purificando como no lo habían podido hacer anteriormente” –añadió el Maestro Saint Germain. “La energía ya se mueve y muchos muertos se están liberando finalmente”. Y refiriéndose a los malditos que dominaban nuestro planeta, comentó esto que no entendimos completamente: “Literalmente llegaste a quitarles los zapatos”.

Entonces Ramavayán comentó algo del Armagedón: “Por toda esta organización que la gente oscura tenía, el grupo de seres malditos que controlaba a este planeta se sentía invencible, porque en efecto, casi eran intocables. Pensaban que nunca, ningún ser, iba a poder derrotarlos. Su estrategia estaba saliendo a la perfección, el mundo era una cárcel que se estaba llenando de demonios. Hasta que un día yo fui a escondidas y a nivel etereo a una de sus reuniones. Pude introducirme hasta el interior de su cuartel sin que se dieran cuenta, y entonces comencé a jalar rayos de amor hacia ellos pero, al percatarse de esto, se alarmaron mucho. Comenzaron a buscarme, ¡un ser encarnado estaba atacándolos y ellos no habían podido detectarlo! Sí, ellos ya sabían de la profecía que anunciaba mi llegada, pero sus cuarteles eran inexpugnables, ¿cómo había ocurrido esto? El problema fue que pensaron que yo venía solo. No se imaginaban que detrás de mí estaba la tríada (junto con Jesús el Cristo y Saint Germain), y todo un batallón de seres de luz dirigidos por una estrategia perfectamente diseñada para derrotarlos; ése fue su error, al igual que el anticristo, estaban muy confiados en que iban a seguir dominándonos” –continuó Ramavayán. “Y el día del Armagedón hubo una explosión, ¡vam!, y en ese momento fue que pude meter al anticristo en una cápsula. Pero era tal la organización que tenían estos seres en nuestro planeta, que el anticristo no creía que un ser encarnado pudiera amenazarlo de muerte, era prácticamente imposible que lo estuvieran atacando de este modo”.

Después Ramavayán continuó: “El anticristo se veía vencido, y entonces pidió piedad dos veces; la primera vez lo hizo para que aflojara mi ataque sobre de él, para engañarme, y para ver cómo reaccionaba. Pero yo no cedí en mi feroz deseo por acabarlo, así que la segunda vez ya tuvo miedo. El anticristo era un ser que nunca tenía miedo. Él veía el temor de sus atacantes, los miraba a los ojos y usaba su miedo para vencerlos. Pero al verme a mí, supo que yo no le temía. Es más, vio que yo tenía un coraje despiadado en su contra, un odio contra él que jamás había percibido en ningún otro ser. No vio temor, vio valor y unas ganas indescriptibles por detenerlo. Nunca en toda su existencia había visto nada parecido, por eso por primera vez comenzó a tener miedo”.

“Me están diciendo que después me darán imágenes completas y a detalle de todo lo que ocurrió en el Armagedón; que ahorita no pueden, porque esto sería muy traumático para mí, que todavía no me he recuperado por completo” -concluyó.

“La situación que se estaba dando en su planeta era muy complicada” –dijeron entonces los Maestros. "Cada vez iban a tener personas con mayor odio y rencor. Era todo un procedimiento de carga energética el que les estaban imponiendo a las almas después de la muerte, el cual iba a terminar irremediablemente con un acuerdo de autodestrucción de todos los actores, de todos los demonios, para generar la guerra nuclear en el 2012” (Nota: Anteriormente nos habían comentado que la tercera guerra mundial iba a comenzar en el 2010). “Pero la nueva generación de seres que va a comenzar a encarnar después del Armagedón, ya no va a traer estas contaminaciones”.

Entonces Ramavayán dio la orden de que todos los niños que nazcan en nuestro planeta a partir del día de hoy lleguen con el corazón limpio y vibren en amor, solidaridad, lealtad y respeto hacia su prójimo, y se sintió muy contento porque finalmente se logró romper el círculo de maldad tan sólido y tan difícil de destruir que nos gobernaba, “gracias a la ayuda de todos nuestros Maestros fue posible realizar la destrucción del círculo infernal” –comentó.

“Van a haber más explicaciones, porque todo esto es muy complejo” –terminó diciendo Saint Germain. “Hay mucha información que aún no les hemos dado y que no la van a poder creer. Adicionalmente, todavía hay muchos candados, muchos bloqueos que colocó el anticristo y que Ramavayán aún no ha podido quitar” –terminó diciendo.

----------------

*Samsāra –de www.wikipedia.org (sánscrito: संसार): Es el ciclo de nacimiento, vida, muerte y reencarnación (renacimiento en el budismo) en las tradiciones filosóficas de la India; hinduismo, budismo, jainismo, bön y sijismo. Según estas religiones, en el transcurso de cada vida, el karma (acciones hechas para bien o para mal) determina el destino futuro de cada ser en "el proceso del llegar a ser" (evolución o devolución). Este proceso cíclico termina con el logro del moksha. Si uno vive de manera extremadamente malvada, uno renace como un animal u otro ser desafortunado.

** Nota: Dios le confió a Ramavayán hace tiempo que Él nunca se preocupó por todo el asunto del anticristo; de algún modo, Él nos deja hacer y deshacer en el universo, porque siempre existen leyes y procesos que lo equilibran todo (aunque el anticristo se obstinaba en controlar y modificar esas leyes a su conveniencia).