“Nadie o Muy Pocos Seres Iban a Ascender en el 2012”: Maestros Ascendidos

Muchos grupos esotéricos te hacen creer que “ellos son la puerta para la Ascensión”, cuando éste es un proceso muy complejo.

México, 27 de enero 2011. En los cuatro meses anteriores, Ramavayán estuvo sometido a un proceso de limpieza y purificación muy intenso (gripas, dolores de cuerpo, le salían secreciones negras por la nariz, etc) y, al preguntar la razón de esto, los Maestros Ascendidos le comentaban: “Te vamos a dar un cuerpo completamente nuevo”. Lo primero que se nos ocurrió en Gudai-Shambhala fue: “seguramente le van a cambiar todas sus células y sus órganos por unos nuevos, incluyendo el ADN, para que sea un ser más luminoso”, pero hasta el día de ayer pudimos entender mejor que estuvo sometido a un proceso de limpieza de los sentimientos originados por las traiciones que había sufrido, y que además había otros aspectos involucrados, por lo que ayer finalmente le dijeron: “Lo que te estamos fabricando es un cuerpo astral”.

Entonces Sharover les preguntó: “¿Se trata acaso del triple, del Cuerpo de Ascensión?”, y respondieron afirmativamente, y después comentaron: “Ramavayán, te ahorraste dos o tres años de purificación gracias a este proceso”. Y una de las razones para que se detonara esta intensa purificación fue porque a nuestro líder y hermano se le ocurrió pedir en octubre: “purifíquenme el bazo, el hígado y los riñones de una vez”, petición que le fue concedida, pero él se quejaba mucho de dolores y molestias. “Eres muy impaciente, y pides todo al mismo tiempo” –le recriminaba Sharover. Pero sólo fue hasta el día de ayer que comenzamos a entender la importancia de lo que le estaba sucediendo: “Este proceso de purificación lo va a tener que vivir toda la Humanidad hasta el 2056, todo lo que Ustedes han estado experimentando en Gudai-Shambhala va a ser extensivo y obligatorio para todos” –añadieron los Maestros Ascendidos.

Por lo que después preguntó Sharover: “¿Acaso es indispensable tener formado el cuerpo de ascensión (el triple) para poder pasar por las puertas del 2056?”, a lo que le respondieron: “Sí, efectivamente”. “¿Entonces cuántas personas iban a poder ascender en el 2012 en realidad?” –exclamó espantado. “Nadie, en realidad muy pocos” –le dijeron, no sin ese dejo de sonrisa que parece más bien una carcajada, que se asoma en todo lo que responde nuestro querido Maestro Ascendido Saint Germain.

"Parece ser que hemos vivido sumidos en fantasías, totalmente alejados de la realidad, esperando con ansiedad la tan mentada Ascensión y que alguien venga a rescatarnos del desastre en una nave espacial, cuando en realidad todavía ni siquiera tenemos la energía requerida para ascender, ni el derecho. El 2012 iba a ser una lamentable ruina de guerra, destrucción y perdición definitiva de nuestras almas; todo el planeta iba a desaparecer y nos iba a arrastrar a un infierno aún peor, pero este peligro persistirá mientras sigamos apegados al ´estilo de vida´ que todos adoptamos y que era la forma de actuar de un solo individuo (que afortunadamente ya desapareció), quien nos hacía creer que únicamente nuestro ego es lo importante. Gracias a Dios y a un milagro que aún no hemos podido explicar, se evitó esa desgracia, porque nuestras máscaras, nuestras falsedades, han sido en realidad el origen de nuestras debacles personales, y porque a diario le hacemos más caso a los engaños que la maldad produce en nuestro interior, que al ejemplo de entrega sublimada a Dios de Jesús el Cristo, nuestro anterior Salvador, y a quien deberíamos venerar e imitar sinceramente" -comentó después Sharover.