Como sucedió con Japón, los Eventos que detonan las debacles de las grandes dinastías se presentan por triplicado

Los Maestros Ascendidos comentaron que vienen otras purificaciones para países que necesitan abrirse más al cambio interior, entre los cuales están: EEUU, Polonia, Alemania, la India y el mismo Japón.

México, D.F., 5 de abril 2011. Ya en otras ocasiones Ramavayán observó que los eventos que Dios permite para favorecer la debacle de las grandes dinastías –eventos que están sucediendo paulatina pero irreversiblemente en nuestro mundo-, se presentan acompañados por 3 eventos simultáneos, tres situaciones que envía Nuestro Padre para modificar las estructuras establecidas y generar grandes cambios.

En la tragedia de Japón se presentaron 3 fenómenos simultáneos: Primero ocurrió un terremoto, que en segundo lugar produjo un Tsunami el cual, tras arrasar las tierras bajas del Japón, afectó también a la industria atómica: tres eventos emblemáticos que están generando una transformación profunda a una sociedad muy estructurada y de gran orgullo por sus raíces pero que, a causa de estos lamentables sucesos, se está viendo sacudida desde lo más hondo; nuevamente estamos ante un fuerte proceso de purificación por el agua pero que, con el paso del tiempo, brindará muchos beneficios, algunos de los cuales son imperceptibles para nosotros en estos momentos..

Toda esta gran hecatombe generará consciencia y cambios fundamentales que repercutirán en todo el mundo; se está debilitando el concepto de que la energía atómica es una manera óptima para la obtención de recursos energéticos (a pesar del dolor de cabeza que esto le está generando a la comunidad científica que tanto ha apoyado este método para la obtención de energía). Por lo que, en definitiva, estas catástrofes son permitidas por Dios para impulsar la investigación de otras tecnologías que nos permitan seguir viviendo de una manera menos dañina y riesgosa para nuestro planeta.

Pero ¿existe algún trasfondo de estos lamentables eventos que dañaron gravemente al poderío económico de una nación tan poderosa como el Japón? ¿Existirá alguna lección digna de ser tomada en cuenta?

Sharover recordó que, hace 15 años, en un centro de desarrollo espiritual al que asistía en la Ciudad de México, le enseñaron que la raza nipona era un grupo muy unido que había venido en conjunto a trabajar aspectos kármicos muy acentuados. Así que se apresuró a preguntar a los Maestros Ascendidos (a través de la conexión de Ramavayán), si la raza nipona tuvo algo que ver con la destrucción de Maldek, el planeta que explotó y que ahora forma el cinturón de asteroides que está entre Marte y Júpiter, a lo que le respondieron: “sí, ellos estuvieron involucrados en ese evento”.

Maldek era un planeta que experimentaba con el uso de bombas atómicas y, al parecer, hicieron detonar una bomba en uno de los “puntos de cohesión” de dicho cuerpo celeste, por lo que Maldek perdió cohesión y explotó. Esta destrucción fue tan fuerte que sucedieron diversos eventos que desequilibraron a todo el Sistema Solar (Marte perdió su atmósfera, y el satélite que tenemos actualmente –Selena- es de hecho la luna de Marte, pero los dos satélites que teníamos en la Tierra salieron expulsados a otras partes del universo (hay quienes afirman que uno de esos cuerpos celestes es ahora Nibiru, el famoso “planeta X”). También ocurrieron muchos desbalances, por lo cual se menciona que este grave evento obligó a la construcción de las pirámides, impulsada por seres hermanos del Sistema Solar para equilibrar a nuestro mundo –y a Sharover le explicaron en aquél entonces que la pirámide que se construyó en el fondo del mar Caribe, en el conocido “triángulo de las Bermudas” forma parte de ese esfuerzo por balancear nuestro planeta. Así que, lo que está sucediendo en la nación del sol naciente, tiene que ver con la purificación de karma que esa nación compartía en su grupo.

“Todavía le falta a Japón recibir otro evento importante para seguir purificándose” –le informaron a Ramavayán. “Al parecer son una raza muy fuerte y poderosa, pero que históricamente ha manejado mucho orgullo” –mencionó Ramavayán, y añadió: “Cuando una raza se siente superior a otras, y para lograrlo comienza a presionar y presionar demasiado a sus ciudadanos, se genera mucha tensión, y esto lo resienten todos. En Japón hay mucho racionalismo y competitividad, su sociedad presiona hasta el límite a los ciudadanos, por lo cual no es de extrañar el elevado índice de suicidios que maneja ese país” –mencionó nuestro líder. “Lo que me están diciendo los Maestros es que, a partir de estos eventos, les va a costar mucho trabajo a los japoneses levantarse, no tanto en la parte económica, sino psicológicamente, ya que es una raza que históricamente ha sido muy golpeada en este sentido”.

También se comentó que los dirigentes del Japón han sido muy estrictos y, en ocasiones, demasiado soberbios; que al principio no aceptaron recibir ayuda del extranjero en esta catástrofe; sin embargo, al recibir ayuda del exterio, al abrirse al amor de nosotros, sus hermanos, van a comenzar a entender que más allá de su isla existe gente de corazón que desea apoyarlos sin esperar nada a cambio, personas de buenas intenciones que buscan su beneficio sin condiciones, y que ya no están solos, ni tienen que competir contra nosotros; eso va a enseñarles a ser menos duros y estar más abiertos al amor del mundo, lo cual es bueno, porque les va a permitir abrir su corazón.

“Todavía estamos viviendo en el mundo antiguo” -comentó Ramavayán. “Es un mundo de soberbia, rencores, competitividad y demasiado agresivo, pero poco a poco esto está cambiando y, después de todas estas transformaciones que estamos padeciendo, va a haber mucho amor y mucha cordialidad entre los seres humanos, pero primero tenemos que tener este tipo de purificaciones” –señaló.

“No es posible que todavía existan personas que, a pesar de que las legislaciones internacionales prohíben la caza de ballenas para el consumo humano, tengan que mentir diciendo que ´es una práctica científica´ y después se coman a los cetáceos; no es correcto eso; las ballenas son seres muy buenos y nobles con nosotros, no hay por qué estarlas cazando” –explicó Ramavayán. “Tampoco es bueno ganarle terreno al mar, éste tarde o temprano va a recuperar el espacio que se le quitó; tenemos que aprender que nuestro mundo es un ser vivo que maneja su propio equilibrio, y que nosotros siempre lo hemos estado dañando. Lo bueno es que todo está cambiando para bien en el planeta Tierra, todas esta purificaciones van a permitir un crecimiento espiritual mayor en nosotros” –indicó.

Después se mencionó algo importante, que las personas en el planeta ya no queremos seguir sufriendo, que todos nuestros hermanos comienzan a percatarse de ello (que no queremos sufrir nosotros ni tampoco queremos que los demás sufran). “Esto es un gran avance que no se veía anteriormente” –mencionó Ramavayán. “Vamos hacia una mayor consciencia a nivel mundial de amor y de compasión, y ahora queremos que la vida sea más tranquila, sin dañar a nadie, y gracias a que Dios nos está quitando de encima cada vez más a las personas indeseables, eso está ayudando a que estemos más conectados telepáticamente; es el principio de un cambio global” –informó.

Finalmente los Maestros Ascendidos señalaron que "vienen más purificaciones para otros países, entre los cuales están: Estados Unidos, Polonia, Alemania, la India y el mismo Japón". También se dijo que en México sí se va a poder ganar la guerra contra los narcotraficantes, y que los cambios que están ocurriendo son radicales, pero que finalmente hay que vivirlos para cambiar todo lo que estaba mal. “Va a haber mucho amor terminando todas estas situaciones” –se señaló.