"Defiéndanse": Ashtar Ramavayán

México D.F., 3 de junio 2011. El Maestro Ramavayán ha estado observando atentamente el devenir de las noticias en nuestro mundo, y el día de hoy afirmó que es evidente que las cosas están cambiando irreversiblemente. En un evento acaecido aquí, en “La Ciudad de los Palacios”, un grupo de seguidores del sindicato nacional de maestros persiguió a uno de sus propios líderes para lincharlo. “Los profesores decían que ese dirigente sindical siempre los manipulaba y los obligaba a hacer lo que ellos no querían, por lo que lo persiguieron e iban a golpearlo, pero el educador pudo meterse dentro de un comercio, y los ´granaderos´ (policía metropolitana) lo protegieron, y los demás maestros respetaron a ese comercio en señal de respeto; el líder tenía un rostro empavorecido, claramente sabía que lo iban a golpear. Estos eventos ocurren porque la gente ya se da cuenta de los abusos que cometen sus dirigentes” –comentó Ramavayán. “Por lo que claramente les digo a todos mis compatriotas: defiéndanse, ya no se dejen engañar por líderes ni gobernantes corruptos.

Advirtiendo que vivimos en un mundo tumultuoso, donde cada vez más los pueblos se rebelan ante sus dirigentes, Ramavayán continuó explicando: “Contraataquen al mal, ya no se dejen engañar. La gente del camino del Amor nos tenemos que unir para seguir combatiendo a los del camino oscuro; ellos ya no tienen el mismo poder que antes, ya no se dejen controlar por personas que, por generaciones enteras, los han estado sojuzgando”.

En este día nos pidió a todos que reflexionemos, que veamos claramente y meditemos sobre lo que está sucediendo en nuestro planeta. “Hoy mismo le pedí a Dios que ya se terminen los monopolios mundiales, que las inversiones de los países más desarrollados se vayan a los países más pobres; le pedí que los países europeos no retiren sus inversiones de México, para que nos vaya mejor, y que muchos otros países desarrollados sigan invirtiendo con los más pobres. Lo importante es que el dinero se mueva hacia donde se necesita, y que se genere riqueza para todos” –finalizó.