Reencuentro de Hermanos de la Luz

Éste es el momento en que todos quienes nos sabemos hijos de Dios, podemos iniciar la preparación de una Navidad tan hermosa como nunca antes la hemos visto.

México D.F., 1 de agosto del 2011. A partir de que nos dijeron que se va a dar un reencuentro en el mundo de muchas personas que se encontraban distanciadas, Ramavayán quiso enviarnos un mensaje de Amor a todos los seres humanos, para que nos atrevamos a generar el cambio desde adentro y por nosotros mismos.

“Hermanos(as), la estrategia del Anticristo era: ´Divide y Vencerás´, porque sabía que, si lograba mantenernos separados, no podíamos lograr nada en su contra. Este plan tuvo un éxito tal, que hoy día aún podemos ver que mucha gente en el planeta vive sola; se encuentran muy amargados llevando una existencia muy triste. Paralelamente, hemos visto que muchos amigos de Gudai-Shambhala vinieron con la misión de relacionarse con ´los infiltrados´, almas de razas enemigas cuyo objetivo es entorpecer el avance de la gente de luz. Los infiltrados están por doquier en México y el mundo, pero lo que hemos visto es que tienen algo en común: son personas solas, dedicadas a separar y a dividir a otros tratando de aislarlos de los demás. Los(as) enemigos(as) están empecinados en sembrar odio entre nosotros” –explicó nuestro líder.

“Por eso mi deseo en este importante día es que retomemos el tema del amor en familia, el amor a nuestros vecinos, a nuestros familiares, a nuestros compañeros de trabajo. Que nos atrevamos a romper con la envidia y el resentimiento. Recuerden que la soberbia ha generado mucho rencor en nuestro planeta, ya que trae consigo rivalidad y competencia. Dios jamás quiso que compitiéramos por ser mejores que otros, ya que nadie está por encima de nadie. Si queremos mantenernos divididos y con odio, el creernos superiores es la mejor manera de alcanzarlo, así comenzó la Segunda Guerra Mundial, ¿lo recuerdan? Yo a lo que los estoy invitando es a dejar de lado la competitividad enfermiza y que, a partir de ahora, busquemos a nuestros amigos, hablemos con nuestros parientes a quienes no hemos contactado hace algún tiempo, y que volvamos a establecer con ellos lazos de verdadero amor, de perdón y armonía".

“¿Quieren pasar la próxima Navidad con Amor, Felicidad y Abundancia? Navidad es el nacimiento de Dios, y Él está en nuestros corazones. Por lo que es imperante que busquen a sus seres queridos por cualquier medio (en las redes sociales, por correo o por teléfono); tenemos que armar una unión de fraternidad y, para que se lleve a cabo, tenemos que comenzar trabajando en nuestro interior, abriéndonos un poco a ceder en nuestra soberbia desde el día de hoy. Y van a comprobar que lo que les digo es cierto, que Dios quiere que desde este preciso momento seamos felices, que desde este instante cambiemos nuestro rostro adusto por uno con una sonrisa; no hay nada ni nadie ya que nos impida ser tan felices como queremos serlo”.

“La felicidad la decide cada uno de nosotros, dependiendo del estado de ánimo que resolvamos tener. Si esta próxima Navidad queremos ser felices, es porque así lo decidimos hoy, decidiéndonos a cambiar desde adentro. Tenemos que hacer que prevalezca el amor, y mientras más personas nos unamos a este grupo de felicidad, a esta misión de ´una navidad feliz en el 2011´, más rápido se terminarán las catástrofes, que no son otra cosa que manifestaciones del odio que hemos sembrado con nuestras palabras y pensamientos”.

Y así concluyó: “Hermanos(as), nosotros somos responsables de todo lo que nos pasa en este planeta por no tomar la iniciativa de cambiar las cosas desde el interior, por no querer atrevernos a generar una mayor felicidad en nuestros hogares, en nuestro trabajo y con nuestra gente. Dediquémonos a cambiar nuestro destino teniendo el coraje de ser mejores”.

A la vez comentó que hace algunas semanas Dios le dijo que va a comenzar a enviar energía de iluminación a toda la gente en nuestro mundo, para que comencemos a despertar, y que esto va a transformar radicalmente todo lo que hemos visto, que no perdamos la Fe en que esto se va a hacer realidad.