La Verdad y la Mentira

“¿Por qué este mundo está como está? Por todas las mentiras que les han dicho sus líderes petroleros, bursátiles, directores de los ejércitos, líderes eclesiásticos y políticos”.

México D.F., 2 de agosto del 2011. “Las mentiras las creó el anticristo hace varios eones” –comentó Ramavayán en este día, “las cuales fueron diseñadas para brindarle mayor poder y crear división entre las personas del universo. El Anticristo creó ´el poder de la mentira´ el cual, al ser apoyado por el Ego, permitía generar problemáticas espectaculares en las sociedades donde se las fomentaba” –continuó refiriendo nuestro líder y Maestro. “Al aplicar la estrategia de ´divide y vencerás´, poco a poco fue perfeccionando el sistema de la mentira hasta que logró que se le hiciera más caso a las personas mentirosas que a quienes decían la verdad; con artimañas invirtió todo (lo bueno estaba hasta abajo de la pirámide social, y lo malo arriba), y desde tiempos pasados, con la instalación de la Caja de Pandora (ver Noticias de Ramavayán), hizo que la gente comenzara a dudar de la verdad y a darle mayor credibilidad a la mentira”.

Después continuó: “En nuestro mundo el daño de esta estrategia ha sido tan grande, que incluso tenemos que luchar contra la mentira para crear nuestra propia verdad, y tenemos que esforzarnos y hasta luchar por defender la Verdad Universal, ya que incluso la mentira se ha desgastado y esto ha generado que ya nadie crea en nada, dejando al planeta en una situación lamentable y muy delicada. La gente ya no le cree a sus líderes políticos, a los jueces o incluso a los ministros religiosos (quienes aparentan ser personas honorables, cuando en realidad son todo lo contrario), y esta situación nos afecta mucho y nos aísla”.

Así continuó: “Ya no digan mentiras, hablen con la Verdad. Descubramos las mentiras de este mundo y saquémoslas a la luz, porque a partir de ahora las personas ya no van a creer en mentiras, ya que la Verdad está teniendo ahora un peso importante. Dios está detrás de la Verdad, y las mentiras nunca han tenido valor real; los mentirosos tienen que seguir mintiendo, e inventar una mentira tras otra hasta que se forma un pandemónium en las relaciones humanas y entre las naciones. Esta situación se hizo tan grave que a menudo leíamos las noticias y teníamos que traducir todo a la inversa, porque sabíamos que todo era mentira y que la verdad era al revés de lo que se decía”.

Entonces la Divinidad (Dios mismo) intervino en la comunicación y dijo esto: “La Verdad la tenemos en la piel”.

A partir de esto se dieron algunos ejemplos de grandes mentiras que hemos tenido que tragarnos los seres humanos, aunque ya en años recientes hemos podido ponerlas en duda:

“En la Guerra Fría, por hacer historia (acaecida de 1945 a 1989 entre el bloque de EEUU y el de la URSS), todo lo que se decía eran mentiras o exageraciones para asustar a la gente de la maldad del enemigo, siendo que nunca se aceptaba la maldad que existía en casa. Después vino la famosa llegada del hombre a la Luna” (que, de acuerdo con los Maestros Ascendidos, no ocurrió sino hasta después del año 1969). “Asimismo el evento que lo transformó todo, el derrumbe de las Torres Gemelas, con el control de Inteligencia que tienen en los EEUU, todos sabemos que Al-Qaeda jamás hubiera podido atacar a esta poderosa nación de esa forma si no hubiera estado involucrado el Estado en esto”. Entonces asintió Ramavayán: “¿Por qué estar manejando mentiras? Todos sabemos claramente quién las derribó, es como con el asunto del asesinato de las ballenas, nos dicen que su captura es para fines científicos, pero en realidad se las comen”.

Y de inmediato los Maestros dejaron en claro esto: “La Verdad te da la libertad, y la mentira te encadena; la Verdad te lleva a la Felicidad de Dios, mientras que toda mentira te conduce a la enfermedad y la muerte. La Verdad te da salud, y la mentira te arrastra al rencor, al odio y a las envidias; la mentira te deslizará siempre a los placeres más bajos”.

“¿Por qué el mundo está como está?” –añadió Ramavayán, “pues por todas las mentiras que nos han dicho los líderes petroleros, bursátiles, los generales en los ejércitos, los líderes eclesiásticos y los políticos. Por eso tenemos el mundo que tenemos, y es nuestra responsabilidad hablar con la verdad para cambiar este mundo tan horrible que hemos creado, porque finalmente todo es culpa de nosotros; más fácil es echársela al Anticristo, pero lo cierto es que el cambio es responsabilidad nuestra; ahora ya no hay quien esté enviando maldiciones y practicando las artes oscuras en perjuicio de la Humanidad. Por eso ahora todos tenemos la obligación de defender a este planeta, que para eso vinimos a este mundo, a limpiar y a sanar nuestros errores, pecados y mentiras, y estos años son momentos muy especiales porque en vez de tener el fin del mundo, se tendrá el final de la maldad, lo cual es gracias a muchos seres de Luz, ya que fue una victoria que gracias a todos ellos hoy nos permite poder luchar por nuestra felicidad. Es nuestra obligación reconstruir nuestro planeta y esto sólo se puede lograr con la Verdad” –recalcó nuestro líder.

Después Ramavayán comentó esto sobre los Estados Unidos: “Hasta un país puede venirse abajo cuando trata de justificar a como dé lugar sus mentiras; los norteamericanos crearon su propia debacle al creer en sus mentiras y en sus irrealidades, y ahora ya no pueden sostenerlas, basta ver las declaraciones de los narcotraficantes que han encarcelado, ellos afirman que los Estados Unidos tenían un pacto con los productores de estupefacientes, ¿a quién quieren engañar diciendo que el problema viene de los países de abajo?”.

Finalmente se manifestó contento por saber que existen redes sociales en donde las personas ya pueden comunicarse con sus amigos y conocidos de toda la vida, y terminó expresando esto sobre los grupos que se están armando en el Facebook y en otras redes: “Finalmente la gente buena, como maneja la Verdad, va a seguir encontrándose con gente buena, por lo que vivirán en armonía y amor; pero los oscuros, al manejar sólo mentiras, se van a terminar reuniendo con gente como ellos”.