La Ira

"Ya estamos cerrando los círculos de fuerza positiva alrededor de su planeta" –comentaron los Maestros Ascendidos, "los días de la gente del mal están contados".

México D.F., 22 de Agosto del 2011. “La ira es un sentimiento interno muy enclavado en lo más hondo de nosotros” –explicó Ramavayán. “Es tan acentuado que la hemos heredado generación tras generación, y esta emoción basura es muy importante conocerla, porque hace que las personas pierdan el control y reaccionen de manera muy agresiva pero inconsciente, con acciones hasta de muerte”.

“La ira es un sentimiento muy profundo y muy común en la gente. Es frecuente encontrar en nuestros días personas que matan a quienes no conocen, como el reciente acontecimiento donde un individuo disparó sin dar mayor explicación y sin remordimientos a un camión de pasajeros; a menudo este tipo de ira es tan inconsciente que hace que ya ni la propia vida del asesino le importe. Si pudiéramos controlar nuestra ira, eso nos daría mucho poder, ya que es una energía muy fuerte, pero como no la sabemos manejar, perdemos el control y ocurren problemas cuyas repercusiones pueden echar a perder nuestra vidas y la de muchos; cuando alguien se desespera, se pone muy agresivo y comienza a hacer cosas que jamás haría; la ira tiene repercusiones muy lamentables y no vale la pena enojarse a tal grado que se nuble la conciencia” -indicó.

“La ira contiene mucha frustración” –continuó diciendo, “que proviene de logros personales que no hemos podido alcanzar y de nuestro ego derrotado, pero con la ira no buscamos quién o qué es responsable de nuestro problema, sino sólo quién nos pagará el daño, por lo que atacamos a cualquier persona que esté cerca demostrando una reacción inusual, incluso brutal. Pero si lográramos controlar y utilizar la fuerza de esa ira de manera positiva, seríamos capaces de generar un éxito total en cualquier acción que nos propongamos”.

“¿Cómo podemos controlar nuestra ira? En primer lugar, la meditación es muy útil, ya que va de la mano de una respiración tranquila y profunda, que nos relaja. También nos ayuda evitar los excesos y las situaciones que generan estrés, el cual es uno de los principales generadores de violencia en nuestros días. Tratar de vivir en armonía consigo mismo también ayuda, integrar el cuerpo con la naturaleza. Cuando sientas ira, expresa tus frustraciones a quien más confianza le tengas, porque hay que expulsar la ira a como dé lugar”.

“¿Cómo evitar que surja la ira? Dándote tiempo de hacer las cosas que te gustan, las cosas que le dan sentido a tu vida. La verdad es que los seres humanos tenemos una forma de vida muy insatisfactoria; con frecuencia no nos gusta lo que hacemos, la gente con quien trabajamos o el lugar en donde estamos y, de tanta frustración que se acumula, llegamos a explotar como un volcán que nadie puede controlar. Trata de hacer trabajos que te gusten pero, si esto no es posible por el momento y tienes que trabajar en algo que te desagrada, ´búscale el lado amable´; pon tu atención en lo bueno o en lo divertido de tu actividad. Y cuando salgas de trabajar, intenta hacer lo que te hace sentir pleno(a), ve con la gente que te hace sentir bien, convive con tus amigos de corazón y compárteles tus frustraciones, a fin de que puedas encontrar una solución con el respaldo de alguien que realmente te escucha y se interesa por ti”.

“Hay otras maneras en que puedes salir adelante: Ten una mascota y aprende a generar amor. El sistema económico que tenemos y nuestra sociedad son tan individualistas, tan estúpidamente crueles, que en nuestro mundo ya nadie da amor ni recibe amor. En lugar de que la organización que tenemos esté diseñada para generar alegría y gozo, lo que se genera a diario es odio y resentimiento. Vivimos amenazados por una serie de sentimientos encontrados que un día que la olla de presión de nuestra mente y nuestro cuerpo estalla, pero a fin de cuentas sólo es frustración por la realidad que nos domina y que fue diseñada por el mal”.

“La verdad es ésta: Estamos viviendo bajo los regímenes que creó la gente maligna para nuestra destrucción, para que pudiéramos actuar y sentirnos como ellos; estos sistemas han dividido y frustrado a la gente buena, a la gente de la Luz, y así ellos pueden controlar el mundo a su antojo. Afortunadamente el fundamento que sostenía a toda esta estructura del mal murió, y en estos meses estamos viendo que, si nos unimos, podemos derrocar a cualquier líder, o régimen, o sistema, a las bolsas de valores o los bancos, lo que Ustedes ya no quieran para el nuevo mundo en el que vamos a vivir”.

“Les recuerdo que viene un problema muy fuerte en lo económico; los bancos y las aseguradoras son sistemas de un mundo obsoleto y tienen que cambiar. Mucha ira y frustración va a surgir en el mundo debido a esto, debido a que toda la ilusión que generó el mal para controlarnos, y todo el ego, la soberbia y el apego que acompaña a este modelo. Los líderes del camino oscuro, la gente mala que nos ha gobernado, crearon todos esos métodos de explotación para generarnos ira y odio, nada más recuerden los cobros excesivos de los bancos, las personas que perdieron sus casas por la crisis, los abusos del gobierno, las injusticias que sufrimos a diario, todos esos eventos que acompañan a un mundo esclavizador, y toda la prepotencia de la gente responsable de esos sistemas, todo ello crea odio y más ira, más inconformismo, emociones con las cuales nos podían controlar a su antojo”.

“Todos los dictadores, toda esa gente prepotente y abusiva que nos gobernaba, anteriormente podían hacer lo que se les antojaba y nadie tenía el poder de quitarlos, o costaba mucha sangre hacerlo. No importaba si eran asesinos cínicos como tantos que hemos tenido en América, en África, en Oriente Medio y en Asia, ellos eran inamovibles. Pero hoy día, gracias a Dios estamos viendo una historia diferente; esos prepotentes como los que tenemos al sur del Ecuador y al oriente de África, a pesar de que son unos locos que destruyen toda una nación próspera y la exprimen hasta casi asfixiarla, tarde o temprano sucumben ante una guerra que nunca van a poder ganar: la guerra contra la verdad. A pesar de que ese tipo de seres ínfimos se sienten eternos y quieren que todos los alabemos, al momento que comienza a llegar la energía de Dios (la energía que está llegando actualmente a nuestro planeta), su misma ira y sus mismas frustraciones los despedazan. Son personas que comienzan a desarrollar enfermedades fulminantes por toda la malicia y toda la energía oscura y toda la soberbia que manejan”.

“Anteriormente no, antes podían mantenerse indefinidamente en el poder sojuzgando a pueblos enteros con su obstinación de poderío económico, podían matar a millones pero ahora esto ya cambió, contra la verdad, contra la energía de Consciencia, ya no pueden. Vean a los Estados Unidos, cuentan con el ejército más grande y las armas más poderosas y aún así ya no son capaces de atacar a nadie, no pueden, ya no les llega dinero a sus fuerzas malignas; por más que quieran dominar al mundo con su ejército, la llama violeta de Saint Germain los está transmutando y la Justicia Divina va a caerles encima muy pronto, y el castigo que van a recibir será muy severo por todos los abusos mundiales que han cometido durante siglos”.

“Ante la Justicia de Dios nadie puede” –siguió diciendo nuestro Maestro, pero parecía que se habían metido Saint Germain y Ashtar Sheran a la conversación: “Le damos una advertencia a las fuerzas malignas, díganles que viene ya su caída, que tarde o temprano serán derrotados y todo esto va a estar condicionado a que la gente de la Luz controle su ira y su miedo ante su poder. Recen por los niños que han matado de hambre en África, estamos en un mundo donde vale más un misil Tomahawk que millones de niños hambrientos sufriendo en regiones enteras, digan si eso no es ira; en este mundo un arma vale una fortuna, pero si ese dinero se utilizara en producir alimentos, otra cosa sería, la indolencia es ira. A todos sus dirigentes, desde la Iglesia Católica hasta los presidentes de los países que se dicen más civilizados, no les importa invertir en seguridad y armamento para reprimir a los pueblos, para evitar que la gente se levante en su contra, eso es miedo y es ira. Pero nosotros tenemos la obligación de unirnos y defender nuestros derechos y los de los más pobres. En lugar de que se gasten fortunas para ir a la Luna, que es botín de unos cuantos, no les importa que muera gente de hambre, todo eso es odio, es ira”.

Y continuó hablando: “Escuchen esto, gente del mal, sus días están contados. La Fuerza de Dios está detrás de Ustedes, en donde Ustedes mismos van a recibir su propia ira en su contra. Ayuden a defender a nuestro planeta, a nuestros animales, a nuestra felicidad, a nuestros hermanos y todos juntos tendremos la Victoria de la Luz, y donde estas batallas siempre estaban perdidas, ahora estamos en el desenlace de ganar la guerra, y si tú buscas la salvación, tienes la obligación de tener un crecimiento espiritual a partir de ahora, de tener Fe en Dios y combatir al mal”.

Y así concluyeron en tono de Justicia Divina: “Ya estamos cerrando los círculos de fuerza de energía positiva alrededor de su planeta; en cuanto terminemos de cerrarlos va a llegar a la Salvación del mundo, y de nosotros mismos recibirán una noticia muy importante sobre el 2012"