Crisis Alimentaria en el 2015

La soberbia de los empresarios de nuestro mundo, cegados por su apego al poder y a la auto alabanza, les hace olvidar que no podrán sobrevivir comiendo billetes y que éstos, algún día no muy lejano, perderán su valor, un valor que le dimos nosotros mismos, los seres humanos.

México D.F., 25 de Noviembre del 2011. “El problema del mundo no es económico, es humanista”, comentaba nuestro amigo y hermano Elías Camacho, visiblemente preocupado por la situación imperante en la economía del mundo. “Hemos tratado de invertir en alimentación, en producción y en acuacultura, pero el gobierno sólo está pensando en multiplicar fácilmente su dinero y en cómo quedarse en el poder”.

Ya en otra ocasión también Ramavayán había comentado: “No hay que invertir un solo peso para arreglar los problemas del mundo, todo es cuestión de voluntad”. Pero, mientras exista la soberbia y le demos demasiada importancia al ego, los problemas van a continuar, “recuerden que la soberbia nos ciega, nos pone necios, tercos y estúpidos (NTE), nos aleja de lo esencial, y sentimos que somos muy felices auto alabándonos, pero se nos olvida que Dios tiene la última palabra siempre y que, debido a nuestros karmas personales y nuestros pecados, todo podría cambiar” –dijo. Nuestro líder percibe que viene una gran caída de muchas empresas, y que esto es porque la soberbia de los empresarios y de la gente basura se está purificando a pasos agigantados en México y el mundo. Y, mientras esto ocurra, seguiremos olvidando lo esencial: ¿de qué vamos a vivir? ¿qué vamos a comer?

Después de sufrir una experiencia bizarra trabajando al lado de líderes empresariales con auto importancia acentuada, los integrantes de Gudai-Shambhala expresaron esto: “Cuando la gente se pone NTE, olvida todo, pierde el piso y comienza a hacer estupideces. Muchos ejecutivos se sienten reyes, creen que, con poner una cara adusta y tratar mal a sus empleados, van a conseguir incrementar la productividad en sus negocios. Ese modelo funcionaba cuando todavía existía la Caja de Pandora, una computadora diseñada para ocultar la estupidez de la gente soberbia. Pero esa caja ya no existe, la energía sigue abriéndole los ojos a los seres humanos y, hoy día, la voracidad y la avaricia no son buenos aliados de las empresas, porque la gente ya no compra la apariencia, está buscando algo más, los ejecutivos ya quieren trabajar con calma, con gusto y con placer, quieren que los dejen concentrarse en generar más ventas, ya no les interesa que les estén lavando el cerebro con modelos de liderazgo del pasado. Muchos empresarios necios no te dejan hacer nada, siempre están cambiando de opinión y, en el fondo, no saben nada de negocios; sólo aprendieron una fórmula obsoleta donde la imposición y el culto al ego eran el ideal empresarial a seguir; esta forma de ver la realidad ya sucumbió, ahora viene el tiempo de los estadistas, de personas realmente emprendedoras y con ganas de multiplicar la abundancia.

“Viene una crisis alimentaria severa en México y el mundo en el 2015” –alcanzó a percibir Ramavayán. “Nos hemos dedicado a distraernos en negocios que no generan producción de alimentos, a exterminar la Naturaleza y a crear condiciones poco favorables para el campo, la ganadería y la pesca. Nos ha interesado mucho más el poder, la corrupción y la soberbia; esto está teniendo graves repercusiones, porque los alimentos van a ser de baja calidad y no van a alcanzar para todos. Va a haber mucha especulación, incluso los granos básicos van a manejarse como si fueran acciones de empresas en las ruletas bursátiles que sigan operando”.

Lo interesante de este proceso es que, aunque parezca difícil de creer, ahora la realidad se está invirtiendo, todo se está acomodando. “Las personas del camino oscuro sí van a pagar sus culpas. Le estoy pidiendo a Dios que sean ellos quienes reciban el castigo por haberse olvidado de lo básico, de la alimentación de nuestros hermanos, y que la gente del camino de la Luz recibamos muchas bendiciones de ahora en adelante”. Los soberbios se van a quedar solos y las almas ya purificadas sí vamos a buscar el bienestar del equipo, que somos todos nosotros. También se mencionó que a los integrantes de Gudai-Shambhala esta crisis alimentaria no va a afectarnos.