"Aquí Todos te Roban"

La cultura del robo está muy acentuada en nuestro país y en el resto del mundo / "Los pobres podrán vivir como ricos, pero los ricos jamás podrán vivir como pobres; por eso todos quienes nos robaron, ahora la van a tener que pagar" -Ramavayán.

CDMX, 21/11/2011: Por estas fechas los Maestros Ascendidos nos dieron este mensaje: "¿Cómo quieren salir adelante los mexicanos, si allí todos les roban?". Meditando al respecto, nos dimos cuenta de que esto es una realidad muy lamentable y triste de nuestro país. Desde la cabeza de la nación, el hombre más importante a nivel gobierno (quien, de acuerdo a lo que se comenta en todo México, no ganó su mandato a través del sufragio efectivo, sino por el robo -Enrique Peña), hasta el mendigo que pide limosna fingiendo que es sordomudo, pero que escucha y habla perfectamente cuando regresa a casa; todos, en este país tan azotado por la maldad, todos traemos en lo más hondo de nuestros genes la herencia histórica del robo, de ir por el oro sin dejar a cambio; algunos robándose almas; otros, explotándote al máximo, sometiéndote o quitándote tu tiempo.

Haríamos un texto muy largo si tratáramos de ennumerar todos los robos que cometemos a diario, al quitarle gramos a nuestros productos, al incrementar nuestro margen de ganancia sin pensar en los otros, al pagar menos a nuestros trabajadores, retener el dinero, degradar el trabajo de nuestros artesanos, hacer movimientos financieros sabiendo que esto va a generar inflación perjudicial para la mayoría, al evadir impuestos, etc, etc, etc. Nosotros, en nuestro inconsciente, perfectamente sabemos cuando estamos haciendo trampa, baste echar una mirada a nuestro interior para entender y reconocer todo lo que, durante nuestras existencias, hemos robado, todas nuestras deudas al amor, las cuales generan pagos kármicos inevitables que, en estos tiempos de cosecha, tenemos que afrontar.

Cuando la energía del mundo regrese a la normalidad y todas las trampas y engaños energéticos que puso en Anticristo sean descubiertos y removidos, cuando todos los malditos (que son muchos) hayan abandonado este plano y quede únicamente gente buena en nuestro planeta, las cosas van a cambiar de manera radical y no vamos a tener que robarle a nadie nunca más, ya no vamos a necesitar imponernos para sobrevivir y no pretenderemos ser superiores a nadie, la cultura del ego y del robo se habrá ido de nuestro mundo para siempre.