El Mundo Basura

“El péndulo de los países más avanzados llegó a su punto máximo; ahora esas civilizaciones vienen de regreso, en caída libre”.

México D.F., 24 de Enero 2012. La película “Cuando el Destino Nos Alcance” (MGM®, 1974) preveía que en nuestros días existiría un mundo contaminado, sobrepoblado, y que la Humanidad estaría enfrentando lamentables crisis económicas y de suministro de alimentos. “El destino ya nos alcanzó” –comentó Ramavayán en esta fecha. “El mundo que intentaba formar el Anticristo ya casi está aquí, producto del desequilibrio que dicho ser intentaba lograr, apoyado por todos nosotros, que estuvimos a punto de trastocar toda la armonía existente en nuestro planeta”. A pesar de que lo más grave ya pasó, ¿ahora qué vamos a hacer con todo el desorden que permitimos, y que tiene sumida en la pobreza a la mitad de la población en la Tierra?

“Es un mundo basura el que crearon los demonios de la economía globalizada” –expuso nuestro Maestro. “Hoy día sólo producimos para el empaque, para la apariencia y lo desechable, no para la calidad. Es muy triste comprar productos en nuestro país cada vez más pequeños, con menor contenido, que adentro de su cubierta presentan otra envoltura, un plástico dentro de otro plástico, todo para vendernos basura y no el producto que pagamos” (por ejemplo, pastelillos cada vez más chicos con canastilla de plástico adentro).

La idea “maravillosa” de un mundo desechable fue creada por los norteamericanos, quienes quisieron hacer más práctica la vida, reduciendo la calidad de los alimentos que ingerimos, pero incrementando sus ganancias, de manera que lograron aumentar los ingresos de las empresas y de los dueños del capital. “Ahora nuestro planeta es un basurero, las playas están contaminadas, nuestros ríos están sucios, arrastrando agua no apta para el consumo humano; nuestras tierras están cansadas y erosionadas, ¿qué acaso estábamos pensando que el mundo es desechable?” –comentó inconforme Ramavayán.

Con su afán de sentirse “los mejores” y los “únicos” en el universo, los empresarios han sido responsables de producir basura de toda índole, y actualmente nos estamos llenando de plástico y no sabemos cómo recuperar el equilibrio en nuestro planeta. “Yo siempre he dicho que, siendo estrictos, todos los materiales que utilizamos en el mundo industrializado –plástico, petróleo, metales, sales- son reciclables” –mencionó Ramavayán. “Pero la basura no se recicla sola; hace falta una mayor educación en la población y es indispensable quitar a la gente menos preparada de los gobiernos, gente que piensa que ser Presidente es estar en una pasarela de moda”.

Hemos creado un modelo de desarrollo basado en el egoísmo y en el lucimiento de unos cuantos; urge cambiar este modelo que han pretendido imponer las personas basura durante cientos de años. El consumismo es una costumbre que originó productos cada vez más caros, diseñados para enriquecer a los sembradores de necesidades ficticias en una población infeliz consigo misma; este modelo sólo ha generado mayor pobreza. “El mundo está quebrado por este tipo de prácticas poco humanitarias, y ahora estamos viviendo en un mundo basura, un mundo de pocos árboles y mucha contaminación; los únicos valores que tenemos son el excesivo afán por enriquecerse sin importar lo que le ocurra a los demás”.

“La globalización es un invento que no consideró el avance de los países más pequeños; a nuestros empresarios y políticos les importa muy poco el destino de los conciudadanos empobrecidos; es más, yo diría que esa gente basura jamás han pensado realmente en beneficiar a otros, son unos hipócritas de doble cara que, en el fondo, sólo se interesan en que los adulen y alaben”.

“Es indispensable regresar a los orígenes, a la economía como era antes; un mundo donde no había inflación y en el que existía un equilibrio entre la producción y la riqueza; todo este desastre que tenemos actualmente lo generó un linaje de gente basura sin escrúpulos; vean Ustedes quién originó todo este desequilibrio, con el objetivo cínico de mantener esclavizada a toda la población":

El linaje de Satanás

El mundo está quebrado por la negligencia de los seres humanos. "Ni la misma sustentabilidad de la Tierra se puede conseguir si tuviéramos en la mano todo el dinero que se maneja entre las naciones". Urge el apoyo de los Maestros Ascendidos y de las culturas más avanzadas. Las deudas son impagables y el modelo que creó la gente basura ya dejó sin recursos a la mayoría; ¿ahora quién va a consumir los productos? “Todo este sistema consumista, ególatra, es inútil y tiene que dejar de existir. Afortunadamente el mundo ya se está depurando por sí mismo, y la gente basura es lo primero que se va a ir de aquí. El péndulo ya está regresando, los países del primer mundo llegaron a su punto máximo y ahora viene su caída; ahora les toca pagar muy caro a quienes dejaron sin recursos al resto de la Humanidad”